Subirse a una bicicleta puede ser una excelente alternativa para conocer el sur de Chile, no solo porque ofrece emociones al aire libre que difícilmente pueden experimentarse con otros medios, sino porque también es un sistema de transporte de bajo impacto ambiental. Invitados por Sernatur Los Lagos, recorrimos en tres días la cuenca del lago Llanquihue. Esta fue nuestra experiencia.


 

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

DIA 1: Puerto Varas – Las Cascadas (66, 1 km)

Temprano en la mañana llegamos al sector de Puerto Chico donde se ubican las instalaciones de La Comarca Puelo Adventure, la empresa que opera este y otros circuitos a través de guías especializados y bajo la modalidad de auto guiado, los que permiten a los clientes hacer la ruta por su cuenta. En nuestro caso, contamos con el apoyo de los excelentes guías Vicente Fernández y Álvaro Quezada. Una pequeña instrucción previa y comenzamos la travesía sobre ruedas por una ciclovía que se presenta en términos generales en muy buen estado. Después de un pedaleo sencillo de 16 km un alto en el camino es el Fundo Playa Venado. Aquí nos recibe su propietario, Ignacio Álvarez, quien junto a su mujer Ingrid Vandeputte han convertido su campo en una verdadera joyita de producción sustentable e innovación. Playa Venado es una microlechería que produce manjar y queso a partir de leche jersey. Ellos, además, realizan un tour guiado por su campo que incluye una tienda de venta de productos elaborados en su predio y una pequeña cafetería atendida por Naomi Bakery, más conocida como la Gringa, que con gran simpatía y cordialidad ofrece exquisitos brownies, galletones y cupcakes, las que junto a un rico café de grano, son perfectos para continuar el viaje hasta la localidad de Las Cascadas con los volcanes Osorno y Calbuco como telón de fondo. Antes de llegar a Ensenada la moral se pone a prueba con un aguacero típico del sur de Chile, pero resistimos y llegamos cansados pero felices al flamante lodge Las Cascadas, que se ubica en la ribera del lago Llanquihue y en la falda del volcán Osorno. Nuestro refugio nos permite descansar y antes de dormir, disminuimos los dolores musculares y de ligamentos con un reponedor baño en hot tub de madera nativa.

Bicicleta Lago LLanquihue4

DIA 2: Las Cascadas – Puerto Octay (39 km)

Temprano en la mañana nada mejor que estirar las piernas con un corto trekking al atractivo natural que le da nombre a este lugar: la cascada de Las Cascadas. Luego de recorrer un sendero en medio de exuberante vegetación en algo más de 30 minutos de caminata se llega a una imponente cascada que asombra por su potente sonido amplificado por las paredes de roca circundante tapizadas de helechos y musgos. De regreso al hotel retomamos nuestras bicicletas y emprendimos rumbo hacia Puerto Octay. Después de 15 minutos de terreno llano afrontamos ascensos y descensos en medios de paisajes rurales y campos agrícolas cautivantes. El desnivel es considerable y la pausa a almorzar en una pequeña playa cercana a Puerto Fonk con el volcán Osorno de fiel compañía es un merecido descanso. Retomada la travesía y después de dos horas de pedaleo llegamos a nuestro destino, unas pintorescas cabañas de techos de pasto llamadas El Zapato Amarillo. Envuelto en un paisaje campestre de extraordinaria belleza Nadia y Armin, sus propietarios —ella chilena, él suizo— nos regalan calidez y una cautivante cocina a base de productos locales como una trucha a la plancha con ensaladas del huerto. Luego de recorrer la pintoresca Puerto Octay y la hermosa playa de Centinela, ya en nuestras habitaciones solo se oye el silbido del suave viento estival. ¡Esto es vida!

Bicicleta Lago LLanquihue2

DIA 3: Puerto Octay – Puerto Varas (55 km)

El último día el punto de partida es el sector de Quilanto, a 6 km al sur de Puerto Octay. Ya con el cansancio de tres días de pedaleo, llegar a Puerto Varas se ve como todo un desafío. Este tramo se inicia en una pendiente de ripio hacia la zona conocida como Los Bajos, donde fluyen las aguas azules del lago Llanquihue, las que nos acompañan junto a grandes casonas de estilo alemán. Aquí la ruta es más agreste, y los campos sirven de pasto a rebaños de vacas que observan, impasibles, a estos homínidos sobre ruedas. Las pendientes de ripio exigen las piernas, pero a lo lejos se comienza a divisar la imponente estructura del Teatro del Lago de Frutillar. Atravesamos la pequeña ciudad de Frutillar de norte a sur por la Avenida Phillippi y nos detenemos a descansar y conocer el majestuoso escenario donde año a año se realizan las emblemáticas Semanas Musicales. Retomamos el circuito esta vez en la suavidad del asfalto. El viaje continúa por espectaculares campos que parecen alfombras verdes. Después de 19 km de intenso pedaleo cruzamos la pequeña ciudad industrial de Llanquihue y el viaje llega a su fin en la micro cervecería Chesster Beer en el sector de Molino Viejo. El nombre de la birra viene del apodo del carismático Derek Way —Chester— el creador, dueño y maestro cervecero. Tras tres días sobre ruedas, esta aventura llega a su fin de la mejor forma, empinando unas buenas chelas puertovarinas. Salud! 

Bicicleta en Llanquihue

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

2 comentarios

  1. Hola me encanto el recorrido, me gustaria saber con que agencia o a que contacto puedo cotizar y contratar ese servicio de recorrido en biciceta por 3 dias. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*