IMG_5807 (1)

Los mejores exponentes del surf buscarán hasta el 21 de noviembre en nuestras costas las olas más grandes del mundo, en un proyecto que ya bautizaron como la ‘Odisea del fin del Mundo’ y que busca convertir a Chile en la capital mundial del surf.

 

E

En el año 2010, el brasileño Rodrigo Koxa, reconocido por los Récord Guinness y el World Surf League (WSL) por correr una ola de 24,38 metros, descubrió junto a su compatriota Alemao de Maresias y el chileno Rafael Tapia, ondas de mar que superaban los 18 metros. Hoy, está convencido de que puede encontrar manifestaciones de la corriente marina muchísimo más grandes. “Tras descubrir la ola de Punta Docas en Pichicuy, una caleta ubicada entre Papudo y Los Vilos, tuvimos la convicción absoluta de que podíamos encontrar olas aún más grandes”, asegura Koka. Esa certeza lo unió a Jaime García en un proyecto conocido como Odisea del Fin del Mundo Ford Go Further.

La iniciativa, que busca posicionar al país como la capital mundial de las olas gigantes, se extenderá hasta el 21 de noviembre. Para lograrlo, los deportistas rastrearán hasta esa fecha la costa desde Arica hasta el Archipiélago de Chiloé, donde los expertos aseguran que podría formarse una ola de tamaño sin precedentes para el deporte acuático.

En su frenética búsqueda, Rodrigo Koxa y Rafael Tapia siguen religiosamente los pronósticos internacionales sobre marejadas y desplazamientos de oleaje que pueden llegar a predecir las condiciones del mar hasta con dos semanas de anticipación. Al ser un fenómeno variable, el oleaje puede generar olas de entre siete a diez o doce metros. Si las de este tipo se encuentran con una obstrucción, se pueden producir olas individuales que alcanzan e incluso superan los 20 metros, especialmente en condiciones de marejada.

El brasileño Rodrigo Koxa y el chileno Rafael Tapia, junto con otros surfers nacionales e internacionales, buscarán por toda la costa chilena esa ola gigante que posicione a Chile como capital mundial del surf

Capital mundial del surf

Para la directora de Imagen País,  Myriam Gómez , eventos como el Odisea del Fin del Mundo Ford Go Further o el Ceremonial Haka Honu Royal Guard realizado recientemente en Punta de Lobos “son hitos de alta visibilidad que no solo fortalecen la presencia de Chile en el circuíto de surf mundial, sino que también la imagen país”. Algo que comparte plenamente la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, quien sostiene que se trata de instancias clave para “poner en valor esta ventaja natural para fomentar la promoción de las playas del norte, centro y sur de nuestro territorio, tanto para la práctica del surf como para el desarrollo de servicios asociados a este deporte”.

Para el director del sistema de alerta de marejadas, Mauricio Molina, resulta evidente que Chile camina a pasos agigantados a convertirse en la primera potencia del surf. “Aquí están dadas todas las condiciones para el desarrollo de olas de tamaño extraordinario”, dice. Argumenta que nuestras costas son el destino final de potentes corrientes provenientes de Japón, EE.UU., Canadá el Ártico, Nueva Zelandia y la Antártica. Otra fuente de generación de olas son las tormentas locales, en especial las que cuentan con grandes ráfagas de viento.

“Cuando se produce una ola gigante no es que en toda la zona de rompiente se alcancen alturas enormes, eso solo ocurre en una parte. Habitualmente pasa en las puntas costeras; es decir, proyecciones rocosas de la costa hacia el mar como Punta de Lobos en Pichilemu o Punta Pichicuy, pero no hay duda que nuestra geografía augura el descubrimiento de nuevas opciones”, explica Molina.

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*