Caminamos tranquilamente por un parque cuando de pronto nos percatamos que un león corre rápidamente hacia nosotros. El cuerpo se modifica, nuestra ansiedad aumenta y el sistema reproductivo se apaga: es el estrés.
Mediante esta historia, el neuro-científico israelí doctor Alon Chen, ilustró en su conferencia dictada ayer martes en el Congreso del Futuro que, en su origen, el estrés es una reacción natural que nace de la supervivencia.
Alon Chen es una de las personalidades de renombre mundial en el área de la neurociencia. Sus investigaciones se centran en la neurobiología del estrés y su relación con desórdenes psiquiátricos hasta fisiológicos.

Al contrario de lo que se puede imaginar el científico isaraelí aclara que el estrés no es una cosa completamente mala.


Al contrario de lo que se puede imaginar, el científico aclara que el estrés no es una cosa completamente mala: «se trata de una reacción natural del organismo con la intención de defenderse por ejemplo de un posible peligro, o de una situación arriesgada. El cuerpo empieza a reaccionar para que cree condiciones necesarias para superar el desafío que ha causado el estrés», dijo a la audiencia que asistió en la jornada de la mañana. No obstante, también manifestó que «cuando esta respuesta no es controlada en la vida cotidiana, provoca afectaciones tales como depresión, diabetes e incluso cáncer».
Chen se preguntó por qué algunas persona son más resilientes al estrés que otros, afirmando que el factor medioambiental cumple un rol fundamental. Para ello entregó como ejemplo a dos gemelos que crecen en ambientes opuestos; uno en un entorno natural y el otro alrededor de una guerra. Con las mismas características genéticas, la probabilidad de estrés del último aumenta considerablemente.
Finalmente, el científico dijo que el 30% de los tratamientos al estrés no responden adecuadamente, y el mejor remedio va más allá de la psicoterapia es hacer ejercicios y visitar ambientes naturales. «Son la opción más viable y efectiva», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*