Una nota publicada en el influyente medio de comunicación financiero Bloomberg, señala que debido a la quema de leña la ciudad de Temuco presentó al menos durante cinco días los mayores índice de contaminación del mundo. El informe además revela que un estudio publicado por la Universidad de Harvard descubrió que una mayor exposición a pequeñas partículas finas —también llamadas material particulado o PM2,5— podría aumentar las tasas de mortalidad por Covid-19 en un 8%. Este estudio coincide con un informe de la Municipalidad de Temuco y la Universidad de la Frontera que relacionó una disminución repentina de las temperaturas y el aumento de la contaminación del aire con una duplicación de los nuevos casos de coronavirus reportados diariamente a fines de marzo en la ciudad de Temuco.

A continuación traducimos la nota completa publicada por Bloomberg Green:

Ubicado en un valle en el centro de Chile, cerca de lagos y montañas nevadas, se encuentra una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Todos los inviernos, el somnoliento Temuco se hunde al final de las clasificaciones mundiales de calidad del aire. Si bien las megaciudades notoriamente contaminadas, como Beijing y Nueva Delhi, tienen poblaciones casi 100 veces superiores a las de la pequeña ciudad chilena, lo que contribuye al tráfico las 24 horas y la actividad fabril, la contaminación de Temuco no proviene de la actividad económica. Viene de la pobreza.

De junio a agosto, cuando el hemisferio sur está en invierno, los termómetros en Temuco bajan a 4° C. Los temuquenses pobres, no tienen más remedio que quemar leña barata, a menudo húmeda, para mantenerse caliente.

Desde la ventana de su sala de estar, Patricia Bravo, residente de 60 años, dice que a veces solo puede ver media cuadra calle abajo en su vecindario de Temuco. El resto es todo humo gris. «Es como vivir en una ciudad con niebla permanente, excepto que es humo de chimenea», dice Bravo, quien ha vivido allí desde que era una niña.

Según los datos compilados por Bloomberg Green y la organización sin fines de lucro OpenAQ, Temuco tuvo la peor calidad del aire en el mundo al menos cinco días en las últimas ocho semanas, incluidos los días 8 y 9 de julio consecutivos.

A medida que el aire empeora, también lo hacen una variedad de problemas de salud. Es un ciclo que Fernando Lana dice que ha visto jugar cada invierno en los 40 años que ha trabajado como cardiólogo en Temuco. «Hay una correlación casi perfecta entre los niveles de contaminación y las visitas al médico por enfermedades cardíacas o insuficiencia cardíaca», dice Lana.

En abril, Temuco se convirtió en una de las primeras ciudades chilenas sometidas a cuarentena. Es posible que, al obligar a todos a permanecer en el interior, aumente la contaminación de las chimeneas domésticas. La quema de madera crea hollín y partículas microscópicas que, según los estudios, terminan en casi todos los órganos del cuerpo, lo que aumenta el riesgo de problemas cardíacos, accidentes cerebrovasculares, asma, neumonía y cáncer de pulmón. Un estudio publicado en abril y actualizado en mayo por la Universidad de Harvard descubrió que una mayor exposición a pequeñas partículas en el aire de solo 1 microgramo por metro cúbico aumenta las tasas de mortalidad de Covid-19 en un 8%.

La tendencia es especialmente preocupante este año tanto para los residentes como para los funcionarios de salud a medida que Covid-19 explota.


La tendencia es especialmente preocupante este año tanto para los residentes como para los funcionarios de salud a medida que Covid-19 explota en las Américas. Más de 3.6 millones de personas han sido infectadas por la enfermedad potencialmente mortal en América Latina.

Un informe de la municipalidad de Temuco y la Universidad local de la Frontera relacionó una disminución repentina de las temperaturas y el aumento de la contaminación del aire con una duplicación de los nuevos casos de coronavirus reportados diariamente a fines de marzo. Desde que se levantó la cuarentena en abril, el número de casos de Covid se ha ralentizado, y la ciudad representa 67 de las más de 7.000 muertes por coronavirus en Chile desde que comenzó la pandemia, según datos del Ministerio de Salud.

El gobierno de Chile se ha visto preocupado por los peaks de contaminación periódicos en el sur de Chile y está tratando de reducir las facturas de energía para que más chilenos puedan permitirse usar electricidad para calefacción en lugar de madera, dijo el mes pasado el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, en una entrevista de Bloomberg Radio. Pero eso llevará tiempo y probablemente no afectará los hábitos este invierno. La madera húmeda es «barata para el comprador», dijo Jobet, «pero muy cara para la sociedad».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*