Vista-Calama
Hay ciudades que alcanzan una gran valoración entre los chilenos y otras que tienen una imagen más bien degradada.  Desde el año 2010 nuestras principales ciudades están siendo evaluadas en cuanto a su imagen y atributos. Conozca los resultados del estudio que busca entregar un panorama global de la imagen de las distintas ciudades del país, y revise cual es el perfil de la ciudad ideal para los chilenos.

 

Las ciudades compiten  y, quiéranlo o no, proyectan una imagen, la cual no siempre o casi nunca es gestionada, aun cuando esa imagen influye en las decisiones de actores y públicos relevantes para su potencial desarrollo social, cultural y económico; para sus residentes, en tanto lugar para vivir; para los inversores, como un lugar donde situar su negocio; para los turistas y visitantes, como un lugar con atractivo cultural, entretenido o de descanso.
Por ello, la imagen de una ciudad o de un terrorio no basta con definirla, sino que también requiere ser apropiadamente comunicada. En ese ámbito, su administración y gestión se hace cada vez más necesaria.
Para evaluar la imagen que proyectan las ciudades chilenas, la empresa Visión Humana desarrolla desde 2010 el estudio Barómetro Imagen Ciudad, que indaga respecto al conocimiento, asociación y evaluación de la imagen que proyecta una ciudad entre quienes no residen en ella y no necesariamente conocen esa ciudad. Percepción pura.
El estudio analiza la imagen de 23 ciudades en cuatro dimensiones: como lugar para vivir, como lugar para trabajar, como lugar para estudiar y como lugar para visitar; asociación en dieciocho atributos específicos relacionados a calidad de vida; y asociación semántica, o las palabras y conceptos con los que las personas asocian espontáneamente a la ciudad.
A continuación describimos algunos de estos indicadores de manera de tener una visión general sobre la imagen de las ciudades del país.
Viña del Mar y La Serena, las mejores evaluadas.
La evaluación de la imagen ciudad en dimensiones generales busca entregar un panorama global de la imagen de las distintas ciudades del país, de acuerdo a la nota que le ponen las personas a la ciudad en cada dimensión en una escala de 1 a 7. A partir de ello se genera un ranking con el porcentaje de notas sobresalientes (notas 6 y 7) que obtiene cada ciudad.
Al evaluar cada ciudad “como lugar para vivir”, Viña del Mar y La Serena aparecen como las mejores evaluadas, seguidas de Concepción, Valdivia y Valparaíso. En contraste, Talcahuano, Curicó, Punta Arenas, Copiapó y Calama comparten los últimos lugares. Resulta llamativa la caída de siete lugares, con respecto al ranking del año 2013, de Punta Arenas; en cambio Osorno sube seis lugares. Las ciudades del centro del país como Santiago, Curicó, Rancagua y Talca, en general tienen una baja evaluación.
Como “lugar para trabajar”, nuevamente Viña del Mar lidera el ranking, esta vez seguida por Santiago y Antofagasta, mientras que Curicó, Talca y Coyhaique, aparecen como las peor evaluadas. Cabe destacar que el ranking en este aspecto lo lideran principalmente ciudades del norte del país —Antofagasta, Calama e Iquique—que mejoran considerablemente su evaluación en comparación a las otras dimensiones. Las ciudades que más se superan con respecto a la evaluación del año anterior son Rancagua (5 lugares) y Concepción (4 lugares).
En cuanto a la evaluación de la imagen como “lugar para estudiar”, Santiago y Viña del Mar, seguidos por Concepción, Valparaíso, La Serena y Valdivia lideran el ranking. En la parte baja aparecen Curicó, Coyhaique y Calama. Las de mejor tendencia al alza fueron Puerto Montt y Rancagua, 4 y 3 lugares respectivamente.
En la dimensión “como lugar para visitar”, es decir que tienen atributos de destinos turísticos, Viña del Mar, La Serena, Valdivia, Valparaíso y Puerto Montt presentan una muy buena evaluación, mientras que Talcahuano, Curicó, Rancagua, Copiapó y Calama no son consideradas por los chilenos como buenas opciones de viaje. Nuevamente Osorno —esta vez junto a Chillán— fueron las que presentaron un mejor progreso con respecto al sondeo del 2014. En cambio, Copiapó y Coquimbo fueron las que registraron mayores descensos.

Info-Ranking-Ciudad

Los chilenos consideran que Viña del Mar y La Serena son las mejores ciudades para vivir. En contraste, Calama y Talcahuano se muestran como las ciudades peor evaluadas. En general las ciudades del centro del país como Santiago, Curicó, Rancagua y Talca, tienen una baja evaluación. Osorno es la ciudad que presenta una mayor tendencia al alza.


 

El norte, buen clima y buenas perspectivas económicas.
La asociación en atributos específicos implica que las personas elijan tres ciudades que según su opinión cumplen mejor con cada cualidad o atributo. Tomando como referencia el estudio del 2013, en general se aprecia que el factor geográfico y la seguridad ciudadana  juegan un papel importante
Respecto a la imagen de clima agradable se aprecia una primacía de aquellas ciudades ubicadas en el norte del país y cercanas a la costa. La Serena, Arica y Viña del Mar se muestran como aquellas que mejor imagen proyectan en este atributo, seguidas de Iquique y Valparaíso.
Respecto a la imagen de seguridad ciudadana, La Serena y Viña del Mar se muestran muy escapadas del resto que mantienen su liderazgo en amabilidad de sus residentes. Llama la atención que, al contrario de la imagen de clima agradable, las ciudades del sur tienden a subir su evaluación en este ámbito respecto de las ciudades del norte del país.
En el estudio se aprecia que las ciudades del norte —Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó—están principalmente asociadas a atributos de clima y buenas perspectivas económicas. Las ciudades del sur, en tanto, resultan mayormente asociadas a atributos de bienestar —gente amable, medioambiente sano, limpieza en sus calles—. Las ciudades más pobladas del país, Santiago, Concepción y Valparaíso, se relacionan con atributos asociados a buena oferta de servicios como conectividad, calidad en salud, variedad de actividades culturales y de tiempo libre, buenos lugares para hacer deportes, universidades de prestigio, entre otras.
Valparaíso ciudad puerto; Arica eterna primavera; Santiago contaminada.
En el estudio hay un espacio para la asociación semántica o las palabras e ideas con que las personas asocian espontáneamente a una ciudad. Esto permite resumir las impresiones que las personas reciben de una ciudad en un conjunto de simplificaciones, lo que facilita la identificación de los imaginarios o elementos icónicos que caracterizan a cada ciudad.
Para hacer más simple su visualización los resultados se grafican en nubes de palabras en donde el tamaño indica la magnitud de frecuencia de los conceptos mencionados.
Algunos ejemplos: En el caso de Arica su imagen más fuerte es El Morro y su condición climática: sol, playa y calor. Antofagasta aparece muy asociada a su atractivo natural característico: La Portada. Valparaíso, en tanto, concentra su imagen en el puerto, el cerro y el mar. Santiago, en cambio, está dominada por evocar la contaminación, el Transantiago y por su cualidad de ciudad capital del país. Osorno, en cambio se asocia con íconos naturales: volcán, lluvia y campo, y su condición agroalimentaria: leche, vacas, queso y ganadería. Finalmente, Concepción y Valdivia poseen la cualidad de ser representada como una “ciudad universitaria”, y en general aglutina asociaciones que evocan calidad de vida, pero en ambas el terremoto es una asociación destacada.

«Valparaíso concentra su imagen en el puerto, el cerro y el mar. Santiago aparece como la ciudad funcional por excelencia, debido a que concentra la mayoría de los servicios. La buena imagen de las ciudades chilenas está marcada muy fuertemente por el clima,  la ubicación geográfica, la seguridad ciudadana y tranquilidad».


 

LA IMAGEN INTEGRAL
Los resultados del estudio de Visión Humana muestran la existencia de tres perfiles de imagen de las ciudades chilenas: las ciudades con imagen integral, las ciudades con imagen funcional, y las ciudades con imagen degradada.
En el primer grupo se encuentran Viña del Mar y La Serena, y algunos escaños más abajo Valdivia, Valparaíso y Concepción, que se presentan como ciudades con una alta calidad de vida y asociadas a un buen clima. Cabe destacar que estas ciudades muestran características geográficas y productivas similares: están ubicadas en la costa y son polos turísticos importantes. Ello hace pensar que la ciudad ideal para los chilenos evoca elementos relacionados al tiempo libre, el esparcimiento y el relajo.
En el grupo de ciudades funcionales, se ubican principalmente Santiago y Antofagasta, y más abajo Iquique, Copiapó y Puerto Montt. Estas ciudades representan polos productivos y económicos importantes del país. En ese sentido, Santiago aparece como la ciudad funcional por excelencia, debido a que concentra la mayoría de los servicios.
El grupo de ciudades con imagen degradada lo componen Talcahuano y Calama, y en menor grado Coyhaique, Curicó y Talca. Esto las deja en una situación de desventaja con respecto a otras ciudades y les plantea desafíos importantes en cuanto a gestión y la forma de “hacer ciudad”.
En términos generales, se puede sostener que la buena imagen de las ciudades chilenas está marcada muy fuertemente, aunque no de manera definitiva, por el clima,  la ubicación geográfica, la seguridad ciudadana y tranquilidad. Por ello, las ciudades medianas tienen ventaja sobre una metrópoli como Santiago, sin embargo los chilenos no quieren estar alejado de los servicios que puede entregar una gran ciudad.

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*