Estar atrapado en un tubo de metal por horas puede ser una experiencia muy desagradable, incluso para pasajeros frecuentes.

Sin embargo, volar no tiene por qué ser una experiencia incómoda. A continuación, algunos consejos para sobrevivir a un vuelo largo.

Manténgase hidratado

Viajar en avión deshidrata mucho el cuerpo y reseca la piel, por lo que los expertos en salud recomiendan tomar un poco más de lo que se ingiere normalmente. Si no lleva líquidos con usted, puede pedírselos a los auxiliares de vuelo. Evite el café y el alcohol, ya que ambos líquidos lo deshidratarán aún más.

No viaje con el estómago lleno

La altura puede hacer que muchas personas tengan una sensación de pesadez y estar sentado por tantas horas puede provocar acumulación de gases en el estómago. Evite ingerir demasiada comida antes y durante el vuelo.

Lleve snacks saludables

Si su vuelo no ofrece el servicio de comida o debe pagar por él, considere llevar con usted barras de cereal ricas en proteína. Le ayudarán a sentirse satisfecho por más tiempo.

Use ropa suelta y en capas

Además de estar más cómodo, tendrá la opción de sacarse capas para mantener su cuerpo a una temperatura confortable. Por ejemplo, puede utilizar una polera, un chaleco y llevar una chaqueta por si acaso. Las temperaturas del avión siempre son más frías que la de los aeropuertos.

Haga algunos ejercicios

Para evitar que sus pies y tobillos se hinchen y también el riesgo de sufrir una trombosis por estar sentado durante mucho tiempo, haga algunos ejercicios en su asiento, estírese y gire los pies en círculos. También puede pararse y caminar por el pasillo del avión. Lo ideal es hacerlo durante 5 minutos por cada hora de vuelo.

Lleve material de entretención

Si hay un libro en particular que siempre ha querido leer y nunca ha tenido el tiempo, ese vuelo en avión es el momento ideal para hacerlo. También puede llevar películas y música para escuchar durante el viaje.

Use un antifaz

Si lo que desea es descansar, es recomendable que lleve consigo un antifaz para evitar que la luz de las ventanas o la luz de su compañero de asiento lo despierte. Quizás también desee considerar llevar una almohada de viaje.

Si sigue estos consejos, su vuelo será agradable y llegará fresco a destino.

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*