Desaprueban Proyecto Termoelectrica Punta Alcalde en Huasco
Si buscas experiencias únicas y sorprendentes, tu próximo destino es la Región de Atacama. Mezcla perfecta entre aventura y relajo, Atacama ofrece el altiplano más extremo del país y el desierto más árido del mundo junto a fértiles valles que se conectan con un circuito costero que deslumbra por sus paradisíacas playas, rica biodiversidad y con el placer de una gastronomía para disfrutar sin prisa.

 

Atacama es sinónimo de contrastes: es un desierto árido y fértil a la vez. Condición bellamente expresada con el desierto florido, que gracias a sus 200 especies hizo brotar la vida en medio de las áridas llanuras atacameñas. Oportunidad donde visitantes de todo Chile descubrieron los paisajes y atractivos de esta zona del norte chileno.
Atacama tiene de todo para gozar de las mejores vacaciones en contacto con la naturaleza. Playas paradisíacas de arenas blancas y aguas turquesas conforman la costa, destacándose entre ellas Bahía Inglesa y Playa la Virgen en Caldera. Balnearios llenos de actividades para hacer del verano una experiencia inolvidable desconectado de la urbe. Buceo, gastronomía, paseos náuticos, rutas de turismo cultural y tours por los parques costeros de Atacama, son parte de la oferta de una región famosa por tener las mejores playas del país.

 

PN PAN DE AZUCAR

 

Dentro de su costa, existen rincones tan fascinantes como el Parque Nacional Pan de Azúcar en la comuna de Chañaral; área silvestre protegida que posee bellos paisajes, donde destaca la Isla Pan de Azúcar, un pedacito de desierto rodeado de mar, la cual emerge de las claras aguas del parque con hermosas postales al atardecer. Este lugar posee una importante diversidad de especies endémicas y cactus con interesantes formas que permiten apreciar lo singular de la vida del desierto. Para ello existen tours especializados, que se complementan con alojamientos sustentables y rica gastronomía costera para disfrutar de este rincón atacameño.
Más al sur, se ubica el Parque Nacional Llanos de Challe, en Huasco, donde se puede llegar a disfrutar del tranquilo oleaje y bellas arenas de la Playa Blanca. En este sitio se pueden hacer recorridos de trekking, existen alojamientos de campings y servicios de guías turísticos que te permitirán conocer la flora y fauna de esta zona llena de vida.

RN Pinguinos de Humboldt

EL VALLE DEL HUASCO Y LOS CETÁCEOS DEL DESIERTO
El Valle del Huasco, además de sus asombrosos paisajes que van de mar a cordillera, se destaca por su tradicional producción de aceitunas y aceites de oliva, así como también sobresale por su brebaje típico: el pajarete, un vino con denominación de origen que con el dulzor de su sabor, seduce a todos aquellos que lo prueban y visitan este maravilloso valle.
En la zona de la precordillera, en los Valles del Tránsito y San Félix, se puede disfrutar de comida típica del campo nortino y alojamiento rural, así como recorrer las rutas de interés patrimonial guiadas. Estas actividades nos permiten conocer uno de los valles más bellos del norte, y que aún está por descubrirse.
Hacia la costa nos encontramos con uno de los mayores tesoros atacameños: la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, considerada como uno de los destinos top en buceo submarino. En el entorno de la caleta de pescadores Chañaral de Aceituno, hábitat natural de grandes cetáceos, pueden avistarse a través de paseos náuticos, delfines nariz de botella y ballenas azules junto a los simpáticos pingüinos de Humboldt y una gran variedad de aves marinas. Este sector es considerado como el mejor lugar del norte para divisar ballenas. Es una experiencia única verlas tan cercas junto a sus crías llegar hasta los bordes de la Isla Chañaral en busca de alimento.

EL TECHO DE AMÉRICA

Termas Laguna verde

Inserta en el corazón del desierto de Atacama, la zona cordillerana de la región destaca por tener el volcán activo más alto del mundo, el Ojos del Salado y el salar más austral, el de Maricunga. Además de una serie de lagunas de espectacular belleza escénica con aguas transparentes, fauna y flora que complementan un paisaje conmovedor. Un destino imperdible donde se pueden apreciar quince cumbres que superan los seis mil metros de altura sobre el nivel del mar, lo cual le valió el título del “Techo de América”. Paisaje conocido como la Puna de Atacama, en donde la cordillera de los Andes y el desierto se viven en su máximo esplendor.
LOS 33 Y LAS HISTORIAS DEL DESIERTO

Museo Copiapó

El rescate más famoso del siglo XXI en la minería ocurrió en Copiapó, con el turno de los 33 hombres que estuvieron atrapados durante 70 días en la profundidades de la Mina San José, a más de 600 metros bajo tierra. Lugar que hoy es visitado por cientos de turistas que llegan a conocer donde se gestó esta historia a través de distintos puntos debidamente señalizados en el centro de interpretación turística del lugar. Conocer los hitos de su historia, como la ubicación del Campamento Esperanza, el lugar donde se conectó la sonda milagrosa que los encontró con vida y el punto donde emergieron a la superficie, son parte de los lugares que se pueden conocer al visitar este inolvidable yacimiento. Esta zona está conectada vía terrestre con Caldera y Copiapó.
Una visita a la Mina San José se puede complementar además con el sector conocido como el “Mar de Dunas”, un lugar sorprendente de 335 kilómetros cuadrados de dunas, las que por siete años consecutivos recibieron el Dakar, a petición de los propios pilotos. Y conocer El Medanoso, la duna de arena más grande de Chile con más de 500 metros de altura y cuya cumbre alcanza los 1660 m.s.n.m. y que permite una espectacular vista del desierto y sus llanos, con pendientes y embudos ideales para surcar las arenas en tablas de sandboard o en recorridos off road en vehículos 4×4.
Atacama-dunas-y-valle
Atacama es una mixtura de altiplano, desierto, valles y playas paradisíacas. Un destino lleno de riquezas para descubrir. Una invitación para aventurarse en sus rincones asombrosos de privilegiada geografía, cultura e historia que te harán querer volver. Queda claro que para desentrañar los secretos de la Región de Atacama hay que venir sin prisas y quedarse al menos dos noches. Aunque mejor es tomarse una semana completa. Atacama posee buena conexión vía terrestre, lo que permite recorrerla en vehículo particular y en transporte urbano.

Estacion Copiapo

|Cómo llegar|

El aeropuerto Desierto de Atacama está a una hora de vuelo desde Santiago. Desde allí a Caldera-Bahía Inglesa son 20 minutos en vehículo. Mientras que a Copiapó son 45 minutos por tierra.
La ruta principal de Atacama es la Ruta 5 norte la cual permite acceder a Vallenar desde donde se conecta vía terrestre a todo el Valle del Huasco.
A Chañaral de Aceituno se puede llegar desde la Ruta 5 norte a la altura de Domeyko, a través de un camino rural. A los destinos cordilleranos se puede acceder por la vía CH 31, más conocida como el camino internacional, que lleva a la frontera con Argentina. Se recomienda contratar servicios de Tour Operadores y Guías locales registrados que conocen cada rincón de la región.

PN LAS CRUCES

|Clima|

Los valles poseen un clima acogedor y soleado. Por las mañanas una niebla conocida como camanchaca baña los valles y quebradas. En la costa, el clima desértico costero mantiene escasas precipitaciones. En el verano hay abundantes días soleados y en invierno las nubes suelen refrescar ciudades y playas atacameñas. En Caldera, por ejemplo, la temperatura promedio anual llega a los 16,1°C. En verano no supera los 30°. En las zonas cordilleranas, sobre los 2500 metros de altura se registran precipitaciones en verano e invierno, en ocasiones las temperaturas medias descienden dando lugar al denominado invierno boliviano o altiplánico.

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*