Geo-Termas

Hilvanamos tres motivos para visitar la región de Los Ríos durante los últimos días de invierno. Es un viaje único de placer, relajación y aventura que te permitirá descubrir una región sorprendente y de gente amable.

 

Mapa-REGION-D-LOS-RIOS

El agua inunda las retinas de quien posa sus ojos en casi cualquier punto geográfico de la Región de Los Ríos. No solo los bosques, los ríos y la lluvia hacen de esta región un lugar especial, que en los últimos años se ha traducido en visitantes. En efecto, en la temporada alta de 2014-2015 toda la región superó el 90 % de sus reservas hoteleras disponibles. Una de las más altas del país que demuestra que la actividad turística en esta región dejó de ser una apuesta y empieza a convertirse en una palanca de desarrollo regional.

Pero el gran desafío hoy, tanto de autoridades como de empresarios, es abordar la temporada baja. Para eso, han diseñado un programa denominado Descubre Los Ríos, que nuestra revista presenta en tres rutas únicas y sorprendentes.

 

Cazona-Stolzenbach-laUnion

CULTURA

La Región de Los Ríos está profundamente marcada por su historia.  Esto se traduce en una abundante riqueza de atractivos culturales y patrimoniales que son ofrecidos a sus visitantes en algunos casos con solo caminar por las calles de algunas de sus principales ciudades y pueblos.

Una de las ciudades de mayor atractivo patrimonial es La Unión. Fundada en 1827, la actual capital de la provincia de El Ranco conserva muy bien vestigios de la arquitectura aportados por los colonos alemanes. Posteriormente la ciudad vivió un notable auge industrial, cuyo testimonios tangibles de esa época son las casonas, curtiembres, molinos (Grob, Hoppe, Zarges), industrias (Colún y Linos La Unión) y el mítico Banco de Osorno y La Unión, absorvido en 1996 por el Banco Santander.

Panguipulli, Llifén, Futrono y Río Bueno, si bien son pueblos y ciudades fundadas a comienzos del s. XX, desde antes de la colonización española eran habitados por etnias mapuches que por generaciones se resistieron y lucharon con los españoles para defender sus tierras que luego se transformaron en puertos lacustres para el embarque de productos madereros y ganaderos hacia Valdivia.

En esta región el encuentro de mapuche con los huincas también tuvo un componente religioso. Entre 1896 y 1921, un grupo de misioneros capuchinos de origen bávaro se estableció en la zona de Lanco y Panguipulli por encargo del Gobierno de la época, levantando una red de 24 misiones con el fin de evangelizar y entregar educación a los mapuches y colonos de la zona. En la actualidad, aún existen los vestigios de estas misiones en diversas localidades de la región, como por ejemplo en Quinchilca, donde todavía se puede ver la iglesia misional, la explanada, el cementerio y hasta restos del fuerte español construido en el lugar en 1581. La iglesia de Panguipulli construida en 1917 sigue siendo atendida por misioneros capuchinos, quienes han construido otras capillas con el mismo estilo arquitectónico en el área.
   

Fuerte-Corral

La naturaleza también ha dejado huellas imborrables: Coñaripe fue destruida en 1964 por una corrida de lahar del volcán Villarrica; el terremoto de 1960 dejó en casi en el suelo a la ciudad de Valdivia y originó un tsunami de tales proporciones que asoló el puerto de Corral y modificó la fisonomía de parte de su costa.

Pero la historia de la Región de Los Ríos no nace ni termina con el terremoto. La actual capital regional tiene la cualidad de ser la cuarta ciudad más antigua de Chile. Durante el Chile colonial, se la consideraba «la llave del mar del sur», porque era un enclave estratégico para el acceso al océano Pacífico. A raíz de eso los colonizadores españoles construyeron en su zona costera y en las localidades de San José de la Mariquina y Río Bueno un conjunto de fortificaciones o fortalezas que la protegían de ataques de piratas, de incursiones indígenas y de potencias colonizadoras.

Conocida como la Ruta de los castillos del fin del mundo, los fuertes de Niebla, Corral y Mancera permiten revivir uno de los pocos legados tangibles de la colonización española en el sur de Chile. ¿Cómo llegar a ellos? Desde el Muelle Schuster, ubicado en el centro de Valdivia, puedes contratar un tour fluvial a los fuertes de Isla Mancera y Corral, este paseo tiene una duración aproximada de cinco horas. La otra opción es llegar al embarcadero de Niebla, y desde aquí tomar un transbordador que va a Corral. En el caso del fuerte de Niebla se puede llegar en vehículo o en locomoción colectiva por una bella ruta hacia la costa, que además presenta una excelente oferta de restaurantes, hoteles y… cervezas artesanales.

 

icono-cultura

FUERTES ESPAÑOLES: Visite el conjunto de fortificaciones situados en la bahía de Corral (Niebla, Mancera y Corral) en la costa de Valdivia; y los fuertes de San José de Alcudia de Río Bueno y el de San Luis del Alba de Mariquina

MUSEOS EN VALDIVIA: Visite el Museo Histórico y Antropológico, el Museo de la Exploración Philippi, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Sismológico y el Submarino O’Brien.

CIUDAD DE LA UNIÓN: Desde la Municipalidad recorra el centro de la ciudad, el Molino Grob, la Turbina, los Linos las casas Siegle, Stolzenbach, Grob y Siegle Reif.

MISIONES CAPUCHINAS: Visite iglesias levantadas por misioneros capuchinos en las localidades de Quinchilca (Los Lagos); Purulón (Lanco) y Panguipulli.


 

 

SONY DSC

CERVEZAS

El auge cervecero en la Región de Los Ríos es notable. A estas alturas ya es considerada como la Capital Cervecera de Chile. En toda la región existen incontables microcervecerías, barras cerveceras, pubs y puntos de venta, que en algunos casos te permiten conocer sus procesos de elaboración a través de tours guiados. La Ruta de la Cerveza Artesanal que incluye un interesante maridaje con gastronomía regional no puede recorrerse sin visitar la catedral cervecera valdiviana: la Cervecería Kunstmann. Ubicada en el sector de Torobayo  —denominación de origen que le otorga el nombre comercial a su variedad Pale Ale—, la pequeña fábrica dio paso a un restaurante y un museo que evoca a una antigua cervecería de la región alemana de Tirol. El complejo es ampliamente visitado por turistas y familias que se atiborran los fines de semana en sus amplios comedores. Menos comercial y más artesanal, las microcervecerías valdivianas Cuello Negro, Calle Calle, El Duende, Valtor y Selva Fría, junto a las ubicadas en la comuna Los Lagos: Laguina y Saika; de Panguipulli: 7 lagos, Tierra de León y Peterman, y las cervezas Casa de Águila de Río Bueno, Errante de La Unión y Km 858 de Paillaco son alternativas interesantes de conocer.

Pero el ritual obligado de un buen cervecero son los bares, cantinas y pubs donde la birra artesanal de esta parte de Chile se mezcla con generosos sandwichs, crudos y pichangas. La lista de imperdibles la componen el emblemático antro universitario La Última Frontera, el bar cervecero de Isla Teja Growler, donde también producen sus propias cervezas; el Bunker donde venden la cerveza premium artesanal Bundor; el diminuto Haussmann que acompaña sus tradicionales crudos con shop artesanal valdiviano; el Huairavo en Niebla, el bar El Klandestino que ofrece cerveza JBello, entre otras menos conocidas y el pub cervecero El Árbol que cuenta con once variedades de schop artesanal y más de 50 etiquetas de cerveza en botellas.

Para los más insaciables la localidad de Punucapa, ubicada en la ribera norte del río Cruces, posee fama gracias a su producción de chicha y sidra de manzana. Todos los años en este pueblito de origen prehispánico se celebra la Fiesta de la Chicha. Pero eso es en febrero. En invierno y en todo el año, Punucapa es la puerta de entrada al Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, por lo que reúne a muchos turistas interesados en ecología y en las aves nativas, incluido el cisne de cuello negro, que a pesar de la drástica disminución de su población a raíz de la contaminación sufrida en el humedal en 2004 por los desechos de la celulosa de Valdivia, su presencia sigue siendo significativa y en franca recuperación. Adicionalmente, puedes acceder a servicios de comida y artesanía mapuches, desembarcando en las localidades Tralcao o en la misma Punucapa.

 

iconos-cervezas

CUELLO NEGRO Isla Teja
Cuenta con el pub cervecero El Growler, Contacto: Cristian Olivares, Cel.: 7905 2147

SAIKA Los Lagos: Cuenta con un beer garden para comida campestres. Contacto: Nicolás Sandoval,
Cel.: 8775 2830

LAGUINA Los Lagos: Cuenta con el pub La Plaza Vieja. Contacto: Guillermo Sánchez, Cel.: 7635 4896

7 LAGOS Panguipulli: Pronta inauguración de su beer house.
Contacto: Felipe Alcántara, Cel.: 6675 2432

EL ÁRBOL Valdivia: Es el pub cervecero con más variedad y maridaje.
Contacto: Guillermo Vera, Cel.: 7910964

BUNDOR Callumapu: Ofrece variedades de cerveza artesanal acompañadas de quesos fabricados en el sector.
Contacto: Jaime Astete Cel.: 6787 7749

KUNSTMANN Torobayo: Valdivia Cuenta con un amplio restaurante, museo y tour guiados. Contacto: Armin Kunstmann, 63 2292 969

EL DUENDE Camino a Niebla: Valdivia Cuenta con un pub contiguo a la planta cervecera. Contacto: Gastón Vigo, 63 2282 780


Asado-al-palo

La Región de Los Ríos destaca por su oferta gastronómica. Influenciada por la ascendencia cultural mapuche, española y alemana. La gastronomía intercultural de esta región es la expresión de tradiciones, saberes y aprendizaje de la vida cotidiana. La cocina mapuche y campesina por ejemplo, tiene un creciente desarrollo y rescate en la zona de Panguipulli, donde se puede disfrutar de productos locales y preparaciones típicas en base a ciervo, jabalí y frutos del bosque.

Sin embargo, las mayores especialidades son las preparaciones basadas en pescados y mariscos frescos extraídos desde las propias costas de la región. Uno de estos lugares es la zona de Mehuín ubicada en la comuna de San José de la Mariquina. En la caleta pesquera de Missisippi, a mediados de mayo, el municipio local organiza junto a la comunidad la Feria Costumbrista del Mar, una de las pocas actividades gastronómicas que se desarrollan en pleno invierno y que vale la pena conocer si te gusta lo verdaderamente auténtico.

Más a la mano, la Feria Fluvial de Valdivia te conecta con los sabores y aromas de nuestro mar.  Declarada zona típica por el Consejo de Monumentos Nacionales, los coloridos puestos ofrecen una gran variedad de pescados y mariscos, pero es la monumental sierra corraleña, la especie más auténticamente valdiviana. Si cruzas la calle te encontrarás con el Mercado de Valdivia, donde funciona una sencilla feria artesanal al lado de cocinerías y restaurantes.

Para quienes optan por otras posibilidades, las sabrosas y abundantes parrillas dan cuenta de las mejores carnes del sur de Chile al calor de las brasas. Una de estas notables experiencias es el restaurante de Pellín y Coigüe en la localidad de Futrono, altamente reconocido por sus carnes asadas al palo, y el Fogón Quimey de Río Bueno, que ha cobrado fama por sus sabrosas empanadas de pino, con carne picada a la antigua, y el jabalí con salsa de cerezas.

Otro de los atractivos culinarios de la región es Lanco, conocido como “el pueblo de las tortillas al rescoldo”. La comuna, ubicada al norte de la Región de Los Ríos, inició su apuesta por posicionar las tortillas al rescoldo como un producto de atractivo turístico-cultural. Como la Panamericana atraviesa la pequeña ciudad, en plena Ruta 5 Sur, hay al menos siete buenos locales para deleitarse con las originales tortillas cuya cocción se hace en cenizas y brasas. Quienes conocen muy bien la hechura de este pan advierten que es su aroma y su sabor el que cautiva. Y para quienes viven en las grandes urbes es, sin duda, un alimento poco común, y que combinado con un rico queso sureño, puede ser una muy buena opción para hacer más llevadero un viaje.

 

Termas-Vergara

TERMAS

Entre Panguipulli y Futrono está la mayor concentración de termas de Chile y de Sudamérica. Son a lo menos 22 termas que en un tramo de 50 km dan pie a la “Ruta Termal”, encontrando desde emprendimientos rústicos hasta termas de alto desarrollo en piscinas, spa, gastronomía y alojamiento. Llueva o haya un día caluroso, de día o de noche las aguas termales de esta región no tienen estación ni horario para ser disfrutadas y siguen siendo el destino preferido para aquellos que desean relajarse y liberar el estrés. Sus propiedades curativas se suman a los beneficios que conlleva visitarlas. Además, toda esta zona está rodeada de naturaleza milenaria, donde los lagos, ríos, parques y reservas nacionales se confabulan para dar enriquecimiento a una flora y fauna únicas.

El centro neurálgico de esta sanadora ruta es el pintoresco pueblito de Coñaripe. Ubicado en la ribera sur del lago Calafquén, en la comuna de Panguipulli, Coñaripe es un balneario lacustre de no más 1 500 habitantes, inicialmente concebido como centro maderero y de servicios de las comunidades mapuches del área. Desde aquí se puede acceder al Parque Nacional Villarrica, a la ruta del Sendero de Chile, a la Red Interlagos y al pequeño poblado de Liquiñe, un lugar característico por los trabajos en madera realizados por soberbios artesanos.

Los principales centros termales que puede disfrutar en esta zona son: las Termas Vergara, Geométricas, Coñaripe, Río Liquiñe y las rústicas Termas Hipólito Muñoz y Carranco.

Más al sur, entre los valles cordilleranos de la Cuenca del lago Ranco, también se pueden encontrar muchas vertientes y termas que te permitirán pasar un grato momento.  Las más conocidas son las termas de Chihuío, Llifén y la agreste termas de Cerrillos, que se encuentra en un valle que sube por la montaña hacia los volcanes Mocho y Choshuenco, una zona muy poco explorada y visitada, y por lo mismo, mayormente atractiva particularmente para los amantes de la nieve que disponen de una cancha de un km para la práctica de ski, snowboard, paseos en motos de nieve además de actividades de media montaña, como paseos en raquetas de nieve, ski randonneé, trekking y ascensiones. Junto con los deportes blancos, en este emergente destino turístico es posible disfrutar también de excursiones científicas, donde los visitantes pueden experimentar el trabajo de control de masa que la fundación Huilo Huilo desarrolla en el glaciar.

 

iconos-Termas

COÑARIPE: Termas de Coñaripe, ofrece baños de barro, hidromasaje y piscinas al aire libre. termasconaripe.com

GEOMÉTRICAS: 20 pozones unidos por una pasarela de madera de formas geométricas, emplazadas en una quebrada en la montaña.
termasgeometricas.cl

LLIFÉN: Aguas termales ricas en azufre y calcio, junto a una vegetación exhuberante. Cabañas, excursiones, Cafetería, cabalgatas.
termasllifen.cl

CENTRO DE SKI BOSQUE NEVADO: Ski y snowboard fuera de pista, paseos en motos de nieve, raquetas y tobogán de nieve.
huilohuilo.com


Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*