Un desolador panorama está atravesando la industria del turismo chileno. Así da cuenta el último informe elaborado por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), utilizando datos del INE, que mide el desempleo en el trimestre móvil febrero-abril, donde el sector registró una pronunciada caída de -20%, en relación al mismo período del año anterior, lo que representa una pérdida de 120 mil empleos (un quinto de los 600 mil puestos de trabajo que genera anualmente la industria).

De esos 120 mil empleos que se perdieron en el trimestre móvil, 16,8% corresponde a alojamiento, 55,7% a servicio de comidas, 9,6% a transporte, 3,9% a agencias de viaje y el 14% restante a otras actividades turísticas.

Para la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), los datos son muy negativos e inquietantes, considerando que aún falta por medir el impacto laboral de la pandemia en mayo, que no queda reflejado en las cifras que entregó el INE del trimestre móvil febrero-abril. “Un quinto de los empleos que genera la industria del turismo se perdió en este período, datos que muestran con crudeza la dimensión de la crisis que vive el sector, y que se arrastra desde hace varios meses, indicó Ricardo Margulis, Presidente de Fedetur.

De los 120 mil empleos que se perdieron, 16,8% corresponde a alojamiento, 55,7% a servicio de comidas, 9,6% a transporte, 3,9% a agencias de viaje y el 14% a otras actividades turísticas.


El representante gremial advirtió que estás cifras pueden ser aún más catastróficas, una vez que se conozca el impacto laboral que tuvo la pandemia en mayo, razón por la cual han planteado al gobierno la necesidad de ampliar el plazo de cobertura de la Ley de Protección del Empleo y al mismo tiempo, explorar nuevas medidas que impidan una agudización de la pérdida de empleos en el turismo. Margulis, confirmó que como gremio ha estado abordando estos temas con el Ministro de Economía, la Subsecretaria de Turismo y el Subsecretario del Trabajo.

De hecho, una reciente encuesta realizada por Fedetur, arrojó que un 70% de las empresas turísticas consultadas  se acogió a la Ley de Protección del Empleo. “Sin embargo, muchas empresas de igual forma no están pudiendo sortear la crisis y se han visto obligadas a cerrar”, enfatizó el Presidente de Fedetur.

A los 120 mil desempleos hay que agregar 108.186 trabajadores que se encuentran de los rubros alojamiento y comida con suspensiones aprobadas.


En este sentido, a los 120 mil desempleos del último trimestre móvil, hay que agregar a quienes se encuentran con suspensión de sus labores, ya que las empresas a las que pertenecen se acogieron a la Ley de Protección del Empleo. Del total de 555.002 trabajadores que se encuentran con suspensiones aprobadas, alojamiento y servicio de comidas concentran un 19,5% (108.186 personas).

A nivel regional, las zonas más afectadas por la desocupación en las áreas de alojamiento y servicio de comidas son Magallanes, con una variación interanual de -44,7%, seguida por Atacama con un -42,2% y en tercer lugar Antofagasta con un -36,1. En tanto, sólo Arica y Parinacota, Tarapacá, Bio Bío y La Araucanía muestran una variación interanual favorable.

Texto enviado por Fedetur

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*