El coronavirus no se detiene. Europa vive una segunda ola y América es el continente con mayor cantidad de contagios. Como una forma de preparar mejor el sistema inmunológico, muchas personas empiezan a consumir cada vez más alimentos derivados de colmenas, como la miel, el propóleo o la jalea real. El 26 de octubre es el día Mundial de la Alimentación proclamado por la FAO; como una forma de conmemorar esta importante efeméride, desde Puerto Varas la empresa Andes Nativa nos explica las características y beneficios de los «superalimentos» de la apicultura chilena.

 

Si algo aprendimos con la pandemia del coronavirus es la necesidad de desarrollar una mayor capacidad inmunológica. Y no sólo para tener una mejor respuesta ante la amenaza de este virus, sino que de tantos otros, que de ahora en más —da la impresión—, van a convivir junto a nosotros. No por nada aquellas personas con enfermedades de base, son las más expuestas a los efectos del Covid 19.

Justamente porque tienen menos defensas que el resto de la población. Y en ese sentido cobra especial importancia la alimentación sana y consciente de los productos que ingerimos. Y si éstos son alimentos sin procesar, mejor aún.

La Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe ha reiterado la necesidad de comer sano, para mantenerse fuertes. Más aún en tiempos donde no podemos socializar, hacer deportes ni llevar la rutina diaria que nos mantenía en un peso determinado. Ahora en cambio, estamos mucho más sedentarios, lo que nos obliga a ser más responsables con nosotros mismos; antes que la salud nos pase la cuenta.

Y en ese sentido, el sur de Chile posee ciertas condiciones naturales que facilitan la producción de miel, propóleo y jalea real, extraídas de las colmenas, que bien podríamos llamar “súper alimentos”. No sólo por sus propiedades nutritivas, sino que también inmunológicas; ya que matan bacterias y refuerzan las defensas. Sin ir más lejos, un reciente estudio de la Universidad de Oxford, afirmó que la miel es más efectiva que los propios antibióticos contra el resfrío.

El sur de Chile posee ciertas condiciones naturales que facilitan la producción de miel, propóleo y jalea real, extraídas de las colmenas, que bien podríamos llamar “súper alimentos”.

Subsistencia
El contrasentido es que las abejas se están extinguiendo y se podrían salvar, al recibir un mayor cuidado y al brindarnos nuevos alimentos. Como es el polen; que posee un sinnúmero de nutrientes, como lo revela una infinidad de estudios científicos, como el que impulsa la Pontifica Universidad Católica. Dicho trabajo busca extraer los principios activos que están en el polen apícola, y transformarlos en un ingrediente funcional. De esta forma, las abejas ya no sólo estarían trabajando para su reina, sino que para todos nosotros, y lo más importante, para su propia subsistencia.

 

El polen
El polen de la abeja es la sustancia que ellas recolectan de las flores y transportan en sus patas de vuelta a la colmena para alimentar a la colonia. Está formado por gránulos que contienen las células reproductivas masculinas de las plantas. De esos granitos sale el polen seco que se comercializa como producto para consumo humano, normalmente deshidratado. Su composición exacta varía según las plantas de donde provenga. Sin embargo, sus propiedades nutritivas son indiscutibles. Es bajo en grasa y sodio. Es fuente de diversas vitaminas del complejo B, además de otras vitaminas y minerales. Es una excelente fuente de proteína vegetariana, ya que tiene más aminoácidos que los presentes en la leche, el queso, la carne y los huevos. Entre otras propiedades, regula los procesos digestivos, mejora la visión y el estado de ánimo; es energizante y es un cosmético natural. Se puede consumir añadiendo los gránulos de polen a las frutas, a los batidos, el yogurt, los cereales o las ensaladas.

 

El propóleo
El propóleo es uno de los productos más fascinantes de la colmena. Es una sustancia elaborada por las abejas a partir de productos de origen vegetal para recubrir las paredes de su colmena y así protegerla de virus, hongos y bacterias. Esta sustancia resinosa de color pardo oscuro contiene provitamina A, vitaminas del grupo B (especialmente B3), aminoácidos, minerales y bioflavonoides (vitamina P), además de resinas, cera de abejas y aceites esenciales. Debido a sus propiedades antisépticas, antivirales y antiinflamatorias, por lo general, se usa para tratar afecciones de las vías respiratorias, como catarros, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis y otras infecciones. También hay evidencia científica de su uso para aliviar el dolor o la inflamación bucal. De hecho, un estudio de la Universidad de Talca revela que el propóleo eleva el colesterol bueno, evitando que se tapen las arterias.

 

Jalea real
La jalea real Este es un alimento producido por las abejas para alimentar a su abeja reina y sus larvas. Dicha alimentación explica por qué la abeja reina es fértil y vive hasta 6 años, mientras que las obreras son estériles y sólo viven hasta 90 días. Entre los beneficios de este súper alimento jalea real, destacan sus propiedades regenerativas, evita infecciones, es antioxidante, controla la ansiedad y tiene propiedades nutritivas que potencian las defensas del sistema inmune. Se recomienda tomar en ayuno, y se puede tomar diluida en agua, leche o en algún zumo de frutas.

 

¿Dónde encontrarlos?
En Puerto Varas hay un grupo de entusiastas por la vida sana, en su cuyo «adn» está el transmitir conocimientos y crear conciencia sobre la alimentación saludable. En Andes Nativa no pretenden reemplazar a los médicos ni hacer magia, sino que sólo poner en perspectiva el valor de aquellos productos que nos da la madre naturaleza y que aportan a nuestras vidas, mucho más de lo que imaginamos.

 

Datos de contacto:
Whatsapp: +56 9 41966318
Web: https://www.andesnativa.cl/
Instagram: https://www.instagram.com/andesnativacl/

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*