Atacama se prepara para el eclipse solar total con imperdibles actividades en Chañaral de Aceituno

La caleta de Chañaral de Aceituno, en el extremo sur de la región de Atacama, será uno de los lugares donde el eclipse solar de este 2 de julio será total. Por ello, tanto el Gobierno, pescadores, empresarios turísticos y sus habitantes se están preparando con la instalación de un campamento y servicios para recibir a las cientos de personas que, además, tendrán la posibilidad de conocer toda la oferta turística de esta zona.

(Foto portada: Luis González, Turismos Orca)

Queda cada vez menos para que este 2 de julio, ante la atenta mirada de Chile y el mundo, un eclipse solar total se haga ver en la región de Atacama y convierta el día en noche. En el extremo sur de la región, en Chañaral de Aceituno, comuna de Freirina, se podrá disfrutar de uno de los períodos más largos de oscuridad total, con dos minutos y 19 segundos. Además, la calidad de los cielos, sumado a los 320 días despejados por año, hacen que esta zona sea uno de los destinos preferidos para observar el eclipse.

Es por esto que, y previendo el flujo que entrará a la tranquila localidad del norte, las autoridades han puesto en marcha varios planes para que la recepción de los turistas esté a la altura del fenómeno, que no ocurría en esta zona desde hace 427 años. Se instalarán seis campamentos: uno en la caleta Chañaral de Aceituno, otro en Carrizalillo, en las localidades de Incahuasi, Cachiyuyo y Domeyko, y el campamento base, en el sector de Cachiyuyo, pasando Domeyko en camino al observatorio La Silla. La ocupación hotelera del lugar está casi agotada y varios tour operadores, sobre todo de astroturismo, instalarán sus telescopios para disfrutar el fenómeno.

Pero Chañaral de Aceituno tiene muchas actividades en torno al mar y sus llanuras para disfrutar durante todo el año. Avistamiento de cetáceos, buceo y caminatas son algunas de las opciones para disfrutar de unos días de relajo y naturaleza. Acá te dejamos cinco actividades que no puedes dejar de experimentar si es que vas a vivir el eclipse solar en Chañaral de Aceituno.


Buceo en la Reserva Pingüino de Humbold – Isla Chañaral

A casi una hora de navegación desde la caleta se encuentra Isla Chañaral y la Reserva Pingüino de Humboldt, donde podrás conocer y compartir con esta especie que le hace honor con su nombre a este lugar.  Esto porque posee más del 80% de los ejemplares de esta especie en todo el mundo. Se puede realizar buceo deportivo, hasta los 20 metros de profundidad, donde se puede llegar a un navío hundido hace más de 100 años, a una lobera, o a grandes paredes y bosques de algas, esponjas y más. Expertos coinciden en que esta zona es una de las mejores del país para la práctica del buceo dado su estado de conservación y porque se puede practicar durante todo el año. Existen 20 puntos de buceo en la reserva y se puede observar mucha flora y fauna como el baligay, apañados o pejeperros.


 Avistamiento de cetáceos

La temporada de avistamiento de cetáceos en Chañaral de Aceituno va de noviembre a abril, pero se pueden ver ejemplares durante prácticamente todo el año. “Hay un 95% de posibilidades que quien venga, pueda ver ballenas o delfines” afirma Roberto Marín, el alcalde de mar de Chañaral de Aceituno. La caleta cuenta con 36 botes autorizados que se distribuyen en cerca de seis empresas que prestan el servicio. Se pueden ver ejemplares de ballenas fin, azules, jorobadas, delfines nariz de botella u oscuros de Risso.  Las condiciones climáticas permiten salidas durante todo el año, y con un costo de $13.000 pesos por personas, es el lugar más barato del mundo para el avistamiento de cetáceos.


Avistamiento de avifauna marina

La Reserva Pingüino de Humboldt es un tesoro en términos de conservación y diversidad de flora y fauna. Los paseos en bote incluyen avistamiento de aves y mamíferos que encuentran en la isla un lugar donde vivir. Lobos marinos, chungungos, yecos y la mayor población de pingüinos de Humboldt de Chile, con más de 21 mil ejemplares, el 80% de la población mundial (comprende también la Isla Damas, isla de la reserva que corresponde a la región de Coquimbo). Los paseos, ideales para quienes practican la fotografía o el birdwatching, tienen una duración de aproximadamente 2 horas

 


Astroturismo

Los cielos de Chañaral de Aceituno son ideales para la observación astronómica. Lo interesante es que este es un sector costero, pero al tener un porcentaje bajo de nubosidad, se puede disfrutar de las estrellas casi al borde del mar. Pero la observación de cielos transparentes es transversal en esta zona de Chile. No es menor que en las cumbres de Los Andes atacameños exista dos observatorios de gran relevancia para la investigación del universo: La Silla y Las Campanas. Y es que Atacama definitivamente puede ser el escenario perfecto para la cita doble con el sol y la luna del próximo 2 de julio. El entorno montañoso facilita el uso de motorhome o campers, que permitirán al turista instalarse en lugares más estratégicos y aislados para contemplar el cielo.


Caminata a las minas de cuarzo

Para los amantes de las actividades al aire libre, existen salidas y rutas por entre los cerros del lugar. Una de las rutas más conocidas es hacia las minas de cuarzo, ubicadas entre Punta de Choros y Chañaral de Aceituno. El recorrido  lleva hasta una gran mina de cuarzo que sorprende por sus colores y texturas. Se trata de una experiencia mística y energética sin igual, que al coincidir con el eclipse la hace única y especial para quienes buscan sensaciones de bienestar espiritual, asociado a los fabulosos recursos que nos brinda la naturaleza en esta parte de Atacama.


Los campamentos para observar el eclipse solar total

Son seis los campamentos contemplados en esta zona de Atacama, Chañaral de Aceituno, Domeyko, Carrizalillo, Cachiyuyo, Incahuasi y un campamento base en la ruta C-541, camino hacia los observatorios. Esto porque según los expertos, serán zonas donde el fenómeno durará alrededor de dos minutos con 100 por ciento de visibilidad.

El Intendente Regional de Atacama, Patricio Urquieta García mencionó que «este es un desafío que estamos enfrentando junto a los Municipios, con los cuales hemos tenido una coordinación respecto al desarrollo de puntos de observación, y un detalle de la oferta turística, como una fase de la diversificación de la matriz productiva de la Región de Atacama que nos ha pedido el Presidente Sebastián Piñera.» Y agregó «La región de Atacama es el paraíso de los astrónomos. Tenemos un cielo generalmente despejado en invierno y verano, y un sol que destaca por ser el generador de energía fotovoltaica más importante de Chile. Va a ser una gran oportunidad para que chilenos y extranjeros conozcan Atacama, la región de los 33, y vivan una experiencia única en el mundo; que disfruten de productos locales y bellezas naturales presentes en nuestros 3 parques nacionales, la cultura ancestral y productos con denominación de origen como el aceite de oliva, Pajarete y pisco en el Valle del Huasco, así como también de nuestra rica gastronomía marina. Los invitamos a no perder la oportunidad de disfrutar de todas nuestras bondades, teniendo como punto de inicio el eclipse solar total.»

 

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*