Por Humberto Merino y Sebastián Abeliuk

Desde que se confirmó el primer caso positivo de coronavirus en Chile, el 3 de marzo de 2020, la industria turística empezó a sufrir una caída en su actividad que la llevó prácticamente a cero. De acuerdo al Barómetro de Turismo  elaborado por la Subsecretaría de Turismo y Sernatur, la baja de llegadas de turistas en el mes de mayo de este año fue de -99,7% en relación al mismo mes de 2019. Esta caída se encuentra en línea con la del tráfico aéreo internacional que fue de -98,9% en el mismo período. En el tráfico aéreo doméstico la caída es de -91,2%.

El impacto económico del cierre de la actividad turística también ha sido histórico. Desde octubre de 2019 la industria turística nacional ha perdido más de 120 mil empleos —un quinto de los 600 mil puestos de trabajo que genera anualmente— y tiene a otros 114 mil trabajadores acogidos a la Ley de Protección del Empleo, de los cuales un alto porcentaje de ellos perderá su trabajo de manera definitiva, debido a que la vuelta a la normalidad en el turismo estará condicionada por protocolos que limitarán la capacidad de aforo y existe incertidumbre de parte de los empresarios de como se comportará la demanda.

Ante este panorama, reactivación es la palabra más usada por autoridades y empresarios. A nivel público las principales instituciones responsables de liderar la reactivación del turismo son la Subsecretaría de Turismo y el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), ambas entidades pertenecientes al Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, que desde abril a la fecha han desplegado una serie de iniciativas con la mirada puesta en mantener en pie la actividad. En el caso de la Subsecretaría de Turismo es importante mencionar que hasta el 12 de junio esta fue liderada por Mónica Zalaquett, actual ministra de la Mujer y Equidad de Género, cargo que en la actualidad ocupa el abogado José Luis Uriarte, quien antes de su actual nombramiento ejercía como jefe de asesores del Ministro de Economía, Lucas Palacios. Esta cercanía con el ministro de Economía y su experiencia como director nacional de Sercotec entre 2010 y 2014, donde impulsó un plan de recuperación de pequeñas y medianas empresas tras el terremoto del 27-F, son la carta de presentación de Uriarte hacia el mundo empresarial, que clama por medidas concretas en la agenda de reactivación económica.

Te puede interesar: ¿Quién es José Luis Uriarte?, el nuevo Subsecretario de Turismo


ACTÍVATE
La primera de las iniciativas de apoyo al sector por parte de Sernatur y la Subsecretaría de Turismo fue Activa Turismo, un espacio virtual que conecta a emprendedores y profesionales con expertos y autoridades mediante charlas online y webinar gratuitos vía zoom. A la fecha, más de 12 mil personas se han conectado a estas charlas que ha reunido a 25 expositores y ha registrado más de 100 horas de teleconferencias. «Activa Turismo ha sido una herramienta fundamental para mantener informadas y conectadas a las personas que participan en la actividad turística, con temas que pueden serles de utilidad para hacer frente a esta situación, que no tiene precedentes en nuestra historia», señaló Andrea Wolleter, directora nacional de Sernatur, institución que también coordina la plataforma online Turismo Atiende, un canal de comunicación que informa acerca de las medidas para enfrentar la pandemia y brinda información relevante sobre la actividad turística. La plataforma tiene diferentes canales de comunicación, entre ellos, una línea de atención telefónica que incluye un sistema de llamadas outbound, es decir un call center que se encarga de hacer llamadas a una base de datos, un e-mail institucional y un WhatsApp Business. Según datos de las autoridades, en dos meses de funcionamiento, Turismo Atiende ha recogido más de 2 mil consultas mayoritariamente relacionada con los programas sociales de Sernatur, información turística, medidas económicas de otras instituciones como Sercotec y Corfo, así como antecedentes y orientación sobre las medidas que el gobierno está adoptando para enfrentar la pandemia.

Te puede interesar: Gobierno anuncia un plan de reactivación al turismo nacional por $10.000 millones


EL PLAN NACIONAL
Ya en materia más concreta de reactivación, el gobierno lanzó el lunes 1 de junio un «plan de rescate» denominado Plan Nacional de Turismo, que contempla un subsidio de emergencia para las Pymes turísticas (95% de las empresas) con un apoyo total de $20 mil millones, las que serán gestionadas por Sercotec a través del programa Reactívate Turismo, que entregará un subsidio no reembolsable para adquirir activos fijos o capital de trabajo. El plan también contempla un fondo de $3 mil millones para apoyar la promoción del turismo interno de cara a la reactivación.

El primer eje del plan es el instrumento Reactívate Turismo. El programa fue lanzado oficialmente el jueves 9 de julio en la ciudad de Pucón en la Región de La Araucanía y entregará subsidios a emprendedores del sector beneficiando alrededor de 6.500 empresas en todo Chile las que serán apoyadas por montos de hasta $3.000.000. Existen expectativas de parte de muchos emprendedores del rubro a adjudicarse el subsidio, toda vez que el programa original de Sercotec Reactívate la adjudicación de empresas turísticas fue muy baja debido a la alta demanda y a las condiciones de ventas que limitaban el acceso de las pymes turísticas que exigían un programa dirigido exclusivamente al rubro. Ya con la herramienta en la mano, aún existen dudas de parte de los pequeños empresarios sobre el real alcance de este subsidio, particularmente en regiones. Al respecto, Rubén Tapia, presidente del directorio de la Asociación Gremial de Gastronomía Maule, indicó que «es un error evaluar por igual a alojamientos de gran magnitud con pequeños emprendimientos gastronómicos». Otros emprendedores critican el excesivo centralismo de estos instrumentos que «no consideran la realidad de cada región», el bajo montos de los subsidios y la falta de medidas más de fondo. Son varias las asociaciones gremiales de empresas de regiones que ha enviados petitorios y propuestas al gobierno, pero que no ha tenido respuesta, la Asociación de Empresas de la Región del Bío Bío, por ejemplo, ha solicitado  dejar sin efecto el pago de patentes, subsidio para el pago de arriendos y otorgamiento de créditos blandos. Desde Sercotec, su director nacional (S), Bruno Trisotti, destacó que «esta es la primera vez que Sercotec elabora una herramienta focalizada en pymes turísticas», en tanto, que para el Ministro de Economía, Lucas Palacios, estos subsidios «son una inyección de plata fresca para que las pymes puedan reabrir, reactivarse, cuando la situación sanitaria lo permita”.

Una situación similar sucede con los créditos FOGAPE. Las tasas de adjudicación de empresas turísticas están entre las más bajas debido a la calificación de alto riesgo de estas empresas por la banca, razón por al cual los empresarios solicitan un línea focalizada para el sector turístico. Este tema se ha estado conversando con el presidente de BancoEstado, Sebastián Sichel, quien se ha mostrado abierto a establecer una «estrategia distinta que se adecue a la realidad de la actividad turística». Por ahora, la entidad dispone de una línea especial denominada Crédito Turismo, que permite a los clientes comenzar a pagar la primera cuota hasta en 18 meses después de solicitado el préstamo, en caso se destine para infraestructura y equipamiento.

En programa Reactívate Turismo entregará subsidios por un monto total de $20 mil millones a los emprendedores del sector beneficiando alrededor de 6.500 empresas en todo Chile.

El segundo eje del plan gubernamental son los protocolos sanitarios con los cuales tendrá que trabajar la industria turística una vez se permita la apertura por parte del Ministerio de Salud. A la fecha ya están disponibles los protocolos para establecimientos gastronómicos y hoteleros, pero aún faltan que se aprueben las recomendaciones sanitarias para segmentos más específicos como centros de esquí, eventos corporativos, agencias de viajes y touroperadores, guías de turismo, áreas silvestres protegidas, enoturismo y turismo rural. De acuerdo a lo informado por la Dirección Nacional de Sernatur a nuestra revista, todavía no hay novedades en cuanto a fechas para la aprobación de estos protocolos por parte del Ministerio de Salud, pero se espera estén disponibles durante los meses de julio y agosto.

Te puede interesar: Así serán los protocolos anti Covid-19 para hoteles y restaurantes en Chile​


En cuanto a promoción —el tercer eje del Plan Nacional de Turismo— las autoridades anunciaron que para este ítem la dirección nacional de Sernatur destinará un presupuesto de mil millones de pesos y que adicionalmente las 16 direcciones regionales dispondrán de un presupuesto total de dos mil millones a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). Es importante precisar que estos montos son reasignaciones presupuestarias de fondos que por motivo de la pandemia las regiones devolvieron al Ministerio de Hacienda, razón por la cual en rigor este presupuesto siempre estuvo solo que ahora se reorientan. Un actor importante en la asignación de estos recursos son los respectivos Consejos Regionales (CORES) de cada región, de ellos dependerán la aprobación en cuanto a montos definitivos, plazos y condiciones de uso. De acuerdo a lo informado por Sernatur, las regiones más favorecidas son La Araucanía, O´Higgins, Aysén, Los Ríos y Atacama, quienes lideran la inversión con un presupuesto estimado entre $500 millones y $400 millones. Se espera que gran parte de esos fondos se inviertan en campañas de conciencia turística y promoción a nivel nacional, sin embargo, como estos son presupuestos que cada región determina libremente, el uso de estos fondos pueden, además, utilizarse para otros fines no necesariamente relacionados con promoción, como por ejemplo apoyo a capital humano, medidas de seguridad e implementación de protocolos, transformación digital, entre otras actividades de gestión y organización interna.

El Subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte, resume la ejecución de la estrategia del gobierno para enfrentar la crisis del sector en tres ejes fundamentales: «sobrevivencia de las empresas con apoyos que le permitan superar la crisis; puesta a punto, con la generación de protocolos sanitarios que serán vitales para entregar confianza y seguridad a los visitantes; y la reactivación del sector con énfasis en la promoción local».

Conscientes que el turismo se hace desde las regiones, el gobierno puso en marcha encuentros regionales con el objetivo de que las regiones construyan sus propias hojas de rutas hacia la reactivación.

LAS HORA DE LA REGIONES
Conscientes que el turismo se hace desde las regiones, tanto la Subsecretaría de Turismo, como Sernatur pusieron en marcha en mayo de este año una serie de encuentros público-privado regionales con el objetivo de que las regiones construyan sus propias hojas de rutas hacia la reactivación. Liderados por las oficinas de Sernatur de cada región, en total se realizaron 16 encuentros que congregaron virtualmente a más de 2000 personas entre autoridades regionales de Corfo, Sernatur, Economía y Sercotec, alcaldes y representantes de gobiernos locales, gremios y emprendedores locales relacionados con el turismo.

Después de estos encuentros cada región se dio como tarea convocar al mundo público y privado para construir en conjunto la hoja de ruta regional que permitirán consensuar y priorizar las acciones que contemplará cada plan de reactivación turístico local. La directora nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, enfatizó «la importancia de considerar algunas tendencias relacionadas con el nuevo perfil del turista, a las nuevas segmentaciones que hay que tener presente en la planificación turística y, sobre todo, en propiciar seguridad sanitaria a los visitantes”. Wolleter también instó a las autoridades regionales que «entiendan y apoyen la importancia del turismo para la recuperación del territorio y la mejora en la calidad de vida de miles de familias, incluyendo a los artesanos, pequeños agricultores y emprendedores, entre otros».

Una de las primeras regiones en desarrollar su hoja de ruta fue la Región de O’Higgins cuyo trabajo asociativo permitió consolidar los avances de su nueva marca territorial y abordar un plan de acción que permitirá a sus destinos estar bien preparados para cuando se produzca la reactivación. O’Higgins es una de las regiones que se prevé tendrá ventajas comparativas en la nueva normalidad debido a que es un destino muy cercano a Santiago (el principal destino emisivo del país), y el turismo de proximidad tendrá una relevancia especial en tiempos de Covid. En efecto, todos los expertos coinciden que en la primera fase de desconfinamiento o desescalada los viajes se harán mayoritariamente en vehículos propios, a corta distancia y en búsqueda de destinos seguros y poco masivos, razón por la cual los viajes de proximidad generan mayor confianza psicológica, más sensación de control y menor gasto entre los viajeros, de esta manera destinos como Colchagua, Cachapoal, Sewell, Navidad, Pichilemu y la Reserva Nacional Los Cipreses se estima serán altamente demandados por los turistas santiaguinos y de las regiones cercanas. Pero no serán los únicos, atractivos turísticos ubicados en las regiones de Valparaíso, Coquimbo, Maule y Ñuble también están a corta distancia de Santiago, y en caso se permitan corredores turísticos internacionales con Argentina, las provincias de Mendoza y San Juan también serán una opción a considerar.

Otras de las regiones que tiene avanzada su hoja de ruta es Los Ríos, que esta semana se convirtió junto a Aysén en la primera región del país en iniciar un proceso de «desconfinamiento gradual» que incluye la apertura de restaurantes, teatros y cafeterías. El bajo contagio y la cultura de autocuidado de sus ciudadanos les permite a destinos como Panguipulli, Lago Ranco y Valdivia  pensar en iniciar la reactivación turística mucho antes que otros lugares turísticos del país.

Como se ve, el trabajo entre una región y otra tiene sus propias particularidades y estará condicionada por su capacidad presupuestaria, condiciones sanitarias y período de confinamiento, organización interna y la respuesta del mercado, pero el objetivo es que cada una de ellas tenga una estrategia, una hoja de ruta, que le permita lograr la anhelada reactivación.

Una de las primeras regiones en desarrollar su hoja de ruta fue la Región de O’Higgins cuyo trabajo asociativo permitió consolidar los avances de su nueva marca territorial y abordar un plan de acción que permitirá a sus destinos estar bien preparados para cuando se produzca la reactivación.

EL ROL DE LOS MUNICIPIOS
Uno de los actores más relevantes en el turismo son los municipios. Siempre olvidados y poco considerados, la gestión local del turismo pasa por los municipios. Son los dueños de casa. Los destinos y atractivos turísticos están localizados en una —o más de una— comuna, territorios que son administrados por municipalidades, muchas de ellas con poca capacidad para desarrollar e intervenir la actividad turística a pesar de las atribuciones que posee y el tipo de decisiones que pueden tomar en áreas como infraestructura, señalética, ordenanzas municipales, mejoramiento de áreas verdes, manejo y gestión de la basura, protección del patrimonio natural y cultural, articulación público y privada, seguridad, promoción y puesta en valor de los destinos.

Desde la mirada del director de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Católica del Maule, Dr. Braulio Cariman, las autoridades del gobierno debieran mostrar un mayor respeto y consideración por la actividad de los alcaldes y los municipios, “Deberían las autoridades nacionales establecer mejores y profundos vínculos de confianza y colaboración con los municipios. En definitiva, deberían actuar como Estado y no solo como gobierno”, explicó.

Considerando esta realidad y con el fin de analizar el rol de los municipios en la reapertura de los destinos turísticos, la Subsecretaría de Turismo y Sernatur están realizando durante el mes de julio un ciclo de capacitaciones dirigido a los coordinadores municipales de turismo. Los temas a tratar están asociados a protocolos, fortalecimiento de los productos turísticos locales en tiempos de crisis, planificación y gestión de destinos, regulación de los servicios turísticos, normativa y herramientas digitales.

En opinión del Subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte, “en este proceso, el trabajo que realicen los municipios, como principales gestores territoriales, será fundamental en todas las etapas de la reactivación. El trabajo de los alcaldes y las alcaldesas y de cada uno de los encargados de turismo en sus comunas es de vital importancia para preparar a los emprendedores y a las comunidades para el momento en que podamos recibir visitantes”, señaló la principal autoridad del turismo chileno.

Para el encargado de turismo de la Municipalidad de Valdivia, Carlos Siegel, estos encuentros «son muy positivos porque enriquece el intercambio de experiencias». Precisamente Valdivia fue una de las primeras comunas en recibir el sello «Distinción Municipalidad Turística” que se le otorga a los municipios con vocación turística que sean reconocidos por su planificación y gestión que desarrollan en materia de turismo. Este año las primeras comunas en recibir estas distinciones fueron Algarrobo y Coyhaique, municipios que recibirán apoyo técnico desde Sernatur para mejorar la gestión de sus destinos. «Es una distinción más bien honorífica que mejora nuestras competencias, fortalece la unidad de turismo municipal y nos ayuda en la promoción», dice Siegel al señalar la importancia de contar con esta distinción.

TURISMO INTERNACIONAL, LA ÚLTIMA PARADA
Aun cuando este año el turismo será en gran parte interno, desde Sernatur se están desarrollando una serie de iniciativas promocionales que buscan mantener presencia de la marca Chile a nivel internacional. «Lo que no se comunica no existe», dice Andrea Wolleter, razón por la cual Sernatur en conjunto con la Subsecretaría de Turismo y la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur) están dando a conocer los mejores atractivos de Chile a operadores turísticos internacionales bajo la campaña I Dream of Chile. A través de webinars se abordan distintos productos y destinos asociados a aventura, naturaleza, gastronomía, enoturismo, astroturismo, patrimonio y cultura.

El objetivo de estas reuniones online es facilitar a las empresas nacionales ofrecer paquetes turísticos a operadores extranjeros, fortaleciendo la cadena comercializadora profundizando su conocimiento de los destinos nacionales y sus atractivos, como también, promover las diversas experiencias que se pueden vivir en nuestro territorio.

El gobierno también ha estado monitoreando el impacto que la crisis sanitaria ha generado en el turismo de reuniones y ha realizado encuentros y reuniones virtuales con autoridades, empresarios y expertos internacionales a fin de comenzar a preparar la reapertura que se proyecta del turismo internacional.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*