Principal-Mlagos

Como líder del Laboratorio de Investigación de Tsunamis del Instituto de Geografía de la Universidad Católica, Marcelo Lagos —licenciado en Geografía, 1996, PUC; doctor en Ciencias Ambientales, 2009, Universidad de Concepción— tomó la decisión de ir más allá de la academia tras el terremoto y tsunami de 2010: “Era tal el nivel de incertidumbre en la población y en la autoridad —de ahí el mal manejo de la emergencia— que decidí dar un paso y asumir mi rol de compartir conocimiento con la gente. Me pregunté: ¿cómo lo hago? ¿Corro desnudo por la Alameda, como Forrest Gump, me pongo mi gorro y todos me van a seguir? ¿O doy charlas por todo Chile —como de hecho lo hago— o sencillamente uso el cuarto poder? Independiente de eso, la gente no anda leyendo los libros que hacemos —como Terremotos y Tsunamis en Chile— ni mis papers sobre ondas, rugosidad, etc. Entonces, gracias a la televisión he logrado llegar a mucha gente”. Sin embargo, su diagnóstico es categórico: los esfuerzos del Estado para garantizar seguridad a las personas siguen siendo insuficientes. Da como ejemplo que en la zona afectada por el megaterremoto de Valdivia de 1960 “empiezas a ver asentamientos humanos y señales de urbanización en lugares en que el tsunami arrasó con pueblos completos. Eso te confirma lo rápido que olvidamos como sociedad”.

 

He stood cissp questions there for a long time. Tami Joan and John desperately retreated until they reached the other side of the door, holding two sweaty bodies tightly together. The drivers hand bent into the shape cissp questions of a cup, cissp questions blocking the lights shone on the cissp pdf street light, looked at them more carefully. Suddenly, a loud noise echoed in the air. Tameron could not cissp pdf cissp questions help but constricted a while, and John made a short, screaming scream. Behind the cissp pdf driver, the air in the distance was filled with bright red and blue flame stripes instantly. Then again is a few roar and scream. The driver turns and looks up, just to see a huge, orange-red cobweb over the city. It was a fireworks, PassExamBest and Tamie remembered the news read in the newspaper. It is cissp pdf a gift from the host and the Secretary-General of the United Nations to the delegates attending the conference and welcomes them to this great city on Earth. The driver turned toward the taxi again. Pat soon, he opened the door cissp pdf lock, slowly opened the door. 2 As usual, cissp questions the informant did not leave a name. Therefore, there is no other way to pour back into the past to understand what PassExamBest the reporter said is cissp questions a piece of open space. The headquarters radio cissp pdf said He said it was on the 37th cissp questions Street near Eleventh Street. Those PassExamBest at the Notification Center never cissp exam figured out where the exact location PassExamBest of the murder was. Although it is nine cissp pdf oclock in the morning, it has made people sweat more than hot. Emilia Shakes cissp pdf lay aside a PassExamBest tall grass thatch. She cissp questions is conducting a search of light – a jargon of crime scene investigators – searching for suspicious objects with an S-shaped route. Nothing at all She looked down at the intercom on the dark blue uniform shirt. Patrolman 5885 calls cissp questions headquarters without any notice. Do you have any cissp questions further news The dispatcher replied in a bumpy noise 5885, there is no PassExamBest more information cissp questions about the scene of the cissp exam crime at the moment, but one thing The informant said he hoped the victim was dead. Please say cissp exam it again, headquarters. The complainant said he hoped PassExamBest the victim was already dead. cissp pdf He cissp pdf said it would be best if so. Finished. Hopefully the victim Dead Shakes struggled cissp exam across a broken barbed wire and began searching for another piece of open cissp questions space. Still not found. She wants to leave. cissp questions Just call cissp pdf 10-90, report that without any discovery, you can return to the Si Si area, it is cissp questions her daily patrol area. Her knees hurt and she felt as if cissp exam she had been roasted on a cissp questions terrible August day. She just wanted to slip to the Port Authority and get stuck cissp exam with the Little Furrier there and cissp questions come back to a large can of Arizona iced tea. Then, at eleven thirty – just cissp exam two hours now cissp exam – she was able to clear the drawers in the south section of Midtown and go to the lower town cissp exam for training. But she finally cissp questions did not do this. She cissp pdf can not cissp pdf leave this briefing without answering the phone call. As she continued to move on, she cissp pdf walked along the hot sidewalk through the cissp questions path between the two abandoned apartments and into another covered, planted area. She slid cissp pdf her slender forefinger down into her flat-top hat and scratched it with irresistible restraints through layers cissp pdf of long, red hair on her head. In cissp exam order to scratch more scalp, she simply faded her cap side, while cissp questions crazy scratch. Sweat streaming down her forehead, itchy, so she cissp pdf fiercely blew a few brows.

Why did you block Eleven Street What are cissp questions you thinking She looked at the broad street and she was still using her trash Set barricades blocked. Shes been accustomed to the horn of a PassExamBest car for a long time, but now I realize its too loud, and the long queue of plugged cars stretches for miles. Chief, cissp pdf the first police officer who arrived at the scene was responsible for arresting the suspect, placing cissp pdf eyewitnesses and protecting I know the rules of adaptation, the police officer, did you block the street to protect the crime scene cissp questions cissp exam PassExamBest Yes, Sir, I think criminals will PassExamBest not park cissp pdf the car in that horizontal street, because it would be so easy to be seen cissp pdf by the people in the apartment over there.You see here and see Eleven Street seems to be the better cissp questions choice. cissp questions Well, I would say that this is a wrong cissp questions choice, with no footprints found on one side of the railroad tracks, but cissp questions two sets of footprints cissp pdf directed at the staircase leading to 37th Street. I took cissp pdf 37th Street Blocked. This is my point, they all need to be closed, and theres the train, he asked. Why did you stop it So, sir, I think the train could cross the scene. Will destroy the testimony, PassExamBest or cissp questions anything else. What other, police officer I can not explain it clearly, sir. I mean What about Newark airport Yes, sir. She looked back Rescue. cissp pdf There are some police nearby, cissp questions cissp questions but they are busy, no one noticed the lectures here. What happened to Newark Airport Why did not you shut it up Austrian, cissp questions great, so I was scolded. She tightened cissp pdf her lips just like PassExamBest Julia Roberts, trying to exercise restraint Sir, it looks like in my judgment The New York Highway PassExamBest is also a good choice, cissp exam along with the Jersey and Long Island Expressways, and you can shut down Interstate 70 and block all the way to St. Louis, where criminals may escape. She bowed a little Head, and Pi Ruidi cissp exam on the viewing. The two of them are about the same PassExamBest height, but his heel may be thicker. I got a bunch of cranky calls, he continued. Secretary of Ports, Office of the Secretary-General of the United Nations, cissp exam Head of Conference He raised his head to the Javets cissp questions Conference Center in that direction We disrupted the process, a senators speech, and traffic in the entire Western District. Even cissp pdf Hurricane Eva has not seen such a thorough end to the rail corridors of the Northeast Corridor. I cissp pdf just thought Piatti laughed. Shakes was such a beautiful woman – the sloshing up of the time before joining the cissp pdf police academy, the signing model for PassExamBest the Schadlel fashion cissp pdf house on Madison cissp questions Avenue – so the police officer decided to forgive cissp pdf her. Shakespeare patrolman, he said, looking over her flat chest top with a bulky name tag. Give you an on-site instructional cissp exam lesson. Work on the crime scene should take into PassExamBest cissp exam account the balance. If we blockade the entire city after every homicide cissp questions and place all three million people in interrogation, thats fine, of course. But we can not Thats what I said, and its very constructive and inspiring to you. To cissp pdf be honest, sir, she said bluntly Im moving away from the patrol team and it officially takes effect from noon today. He nodded and smiled cissp pdf happily Well, theres nothing to say, but in the report, its important to say that it is your personal decision to stop the train and the enclosed streets. Yes, sir, She said carelessly Thats right.

Gracias a tu iniciativa, la ciudadanía conoce más de este tipo de fenómenos.
— Bueno, empecé a explicar y todos comenzaron a llamarme, ¡todos! Y hoy tengo un compromiso con los medios de comunicación: si uno me contacta en un momento de contingencia, yo respondo. Doy la cara y explico sobre temas que con propiedad domino. La gente que toma decisiones en el manejo de emergencias ve televisión, y si puedo aprovecharla para que me vea todo el mundo, lo voy a hacer. Es simple: a diferencia de un paper científico que solo lo leen unas pocas personas, en cinco minutos en un matinal me ven 5 millones. Yo siento que la gente sabe un poquito más y que yo he aportado. Y eso lo valoro y lo pondero y no me interesa ser el Robin Hood de los tsunamis. Es mi deber. Porque soy chileno, porque trabajo en esto, porque sé y lo puedo hacer.

Lagos no para: asesora al Ministerio de Vivienda y Urbanismo en la reconstrucción del borde costero postmaremoto e integra el comité de expertos de asesores del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) en manejo del riesgo de tsunamis. También participa en estudios de riesgo de localidades como Maullín, Lebu, Penco, Constitución, Dichato, Llico, Tubul, Valparaíso, La Serena, Antofagasta, Iquique y Arica.

Cuando hay un terremoto con riesgo de tsunami tú agarras tus equipos y partes al tiro.
— Inmediatamente me autoconvoco: ocurre un terremoto importante, en cualquier parte del mundo y ahí estoy. Después veo si hay plata, si hay apoyo logístico, etc. Por ejemplo, para el tsunami de Japón, en febrero de 2011, estuvimos trabajando antes del tsunami. El 11 de marzo vino el gigante en Tohoku y tuvimos que volver inmediatamente. Hicimos un documental que se puede ver en YouTube, La Furia de un Gigante, que TVN lo pasó en Informe Especial porque no tenía donde meterlo. Nunca había tenido algo tan increíble… aunque lo diga yo.

Pero cada vez que tiembla fuerte —a menudo en Chile— en cada canal de TV abierta aparece un experto opinando.
— Cuando hay terremotos o tsunamis aparecen 10 mil expertos en la tele. Pero donde las papas queman los que están son los que hacen la pega. En el 8.2 no había nadie, nadie. Mira esa foto (muestra una imagen de la desembocadura del río Camarones). Falta Godzilla no más ahí. Los únicos tipos trabajando. No paraba de temblar. ¡Filete!

A pesar de todo el conocimiento científico y el trabajo de expertos como tú, mucha gente es víctima de sismos y tsunamis.
— Hay algo que está mal y hay que repensar lo que se está haciendo. El desconocimiento de estos eventos rige el destino del mundo. Yo quiero publicar manuales metodológicos para que quienes deseen estudiar el riesgo de tsunamis lo hagan con propiedad.

¿Cuál es el terremoto más grande que has vivido?
— El de 2010. Estábamos trabajando en Ancud, en el río Pudeto, buscando evidencias del tsunami de 1 837 y por temas logísticos se terminó el terreno y empezaban las clases las primeras semanas de marzo. Nos vinimos a Santiago con los equipos y llegando comenzó el terremoto. Yo estaba entregando la camioneta, por lo tanto inmediatamente armé una carpa donde vivo. La gente me miraba raro y yo no sabía si era un precursor o el esperado terremoto en la zona central.

 

Gel nails first appeared in the U.S. in the early 1980s, https://modelones.com
but were met with limited success. At the time, Nail gel polish
the manufacturers of gel lights and the gel itself had not joined forces, gel nail polish color set
not yet recognizing the need to precisely match the intensity of the light to the photoinitiators in the gel.Best gel nail polish
Nail techs and clients soon found out that ­using the wrong light or applying too much gel caused a burning sensation on the client’s fingertips.luxury nail gel
Additionally, education on gel application was limited, leaving nail techs in the dark about the product, and home-use ­systems were introduced around the same time, damaging the reputation of salon-use systems by ­association.Nail care
gel nail polish

MlagosDesde su centro de operaciones en el Laboratorio de Investigación de Tsunamis del Instituto de Geografía de la Pontificia Universidad Católica, Marcelo Lagos vaticina que el próximo terremoto “con mayor probabilidad podría ocurrir desde Pichilemu al norte, o desde Tirúa al sur. Ese segmento no tiene un gran terremoto hace un tiempo importante”, dice.

 

Gel nails first appeared in the U.S. in the early 1980s, https://modelones.com
but were met with limited success. At the time, Nail gel polish
the manufacturers of gel lights and the gel itself had not joined forces, gel nail polish color set
not yet recognizing the need to precisely match the intensity of the light to the photoinitiators in the gel.Best gel nail polish
Nail techs and clients soon found out that ­using the wrong light or applying too much gel caused a burning sensation on the client’s fingertips.luxury nail gel
Additionally, education on gel application was limited, leaving nail techs in the dark about the product, and home-use ­systems were introduced around the same time, damaging the reputation of salon-use systems by ­association.Nail care
Nail gel

RESPUESTA INADECUADA
¿Por qué causó tanto daño el sismo de 2010?
— El tsunami cobró vidas inocentes porque las instituciones no reaccionaron adecuadamente. Los que tienen que tomar decisiones no sabían a qué se enfrentaban, aunque los papers estaban publicados. Reveló la distancia abismante entre la toma de decisiones y la ciencia. La incertidumbre, el desconocimiento es lo que nos puede hacer daño. Los tsunamis siempre van a estar presentes, por lo que no podemos bajar la amenaza, pero sí disminuir la vulnerabilidad de las personas. La magnitud de la destrucción que tuvo el tsunami de 2010 dejó en evidencia el camino que tenemos que recorrer y los vacíos tanto en normativa como en diseño y planificación urbana, el ordenamiento de territorios costeros y en la educación de la gente.

¿Actualmente ¿cuál es la principal investigación que desarrollas?
— Lo contingente en este minuto es el tsunami producido por el terremoto del 1 de abril de 2014, cerca de las 9 de la noche. Llegamos a Iquique el 2 de abril a las 11 de la mañana y regresamos a Santiago el 15 de abril. Recorrimos las costas entre Antofagasta y el puerto de Ilo, en el sur del Perú, midiendo en cada rincón la altura del tsunami observada. Junto al científico Hermann Fritz, tsunaminógolo del Georgia Institute of Technology (GIT), medimos lo particular de que un terremoto 8.2 genere un tsunami menor. Eso llama la atención. Un terremoto de magnitud 8.2 es capaz de generar olas cercanas a los diez metros sin ningún problema en otras partes del mundo.

¿Cuál fue la máxima altura de la ola allá?
— Aproximadamente tres metros, pero la gente no tiene la capacidad de dimensionar qué son tres metros, que es más alto que este techo, y si tú estás parado en la costa y te golpea te puede hasta matar. Independiente de ello, un tsunami puede tener 50 centímetros y su velocidad te puede botar también. Entonces, se subestima. Generalmente los tsunamis menores no llaman la atención de científicos. El tsunami de gran magnitud, como el de 2010, es llamativo para cualquier científico porque es un evento evidente: diez metros de ola, los lobos marinos botados arriba de los cerros. Impacta la destrucción. Pero frente a un tsunami menor hay que tener la capacidad para discriminarlo en terreno, y tratar de entender el por qué un terremoto grande, muy grande, genera un evento menor.

¿Por qué un terremoto de 8.2 grados causa una ola de tres metros y un terremoto 8.8 provoca olas de cerca de diez metros?
— Un 8.8 es un evento muy, muy grande en relación con el de 8.2. No hay comparación. Los desplazamientos que ocurrieron en la zona de contacto de las placas para el terremoto de 2010 alcanzaron cerca de 20 metros, en cambio para el terremoto 8.2 fueron solo siete metros, máximo ocho. Además el desplazamiento en la zona de acoplamiento de placas tiene una relación con la capacidad de perturbar la columna de agua bajo el océano. Además, un 8.8 en energía liberada estamos hablando de que tuvo casi 500 kilómetros de largo por unos 150 kilómetros de ancho. En cambio en el terremoto de 8.2, la zona que se desplazó debe haber sido de unas decenas de kilómetros; no más.

 

DISPERSIÓN INSTITUCIONAL
¿Cómo ha cambiado la cultura científica y en la ciudadanía en general respecto de los tsunamis en Chile después de los eventos de 2010?
— El terremoto y tsunami de 2 010 permitieron dar una visibilidad renovada a este tipo de peligros. Sin embargo asimilar significa también ocuparse del problema. En general las personas perciben el peligro, pero la mayoría tiene una ilusión de invulnerabilidad, lo que se traduce en conductas que subestiman el peligro. Por otra parte los esfuerzos del Estado para garantizar seguridad a las personas siguen siendo insuficientes. Si bien en los últimos años han ocurrido avances, estos son consecuencia de la ocurrencia de desastres, predominando el enfoque reactivo por sobre el proactivo. La gestión del riesgo de desastres en Chile aún posee tareas pendientes.

Un problema, como en otras áreas, parece ser la dispersión institucional.
— En caso de terremoto o tsunami o erupciones, las responsabilidades están distribuidas en distintas instituciones y organismos públicos, y eso dificulta el proceso de presupuestos rápidos para tomar decisiones inmediatas cuando es necesario. En países donde estos temas ya están solucionados, existe una institución pública que integra a todas las instituciones encargadas del monitoreo de distintos fenómenos. Aquí hoy el Servicio Sismológico es de la Universidad de Chile, el Servicio Meteorológico está en el aeropuerto, el servicio de monitoreo de volcanes depende del servicio nacional de Geología y Minería, las inundaciones las ve la dirección General de Aguas del ministerio de Obras Públicas. En rigor, todo lo que sea monitoreo de eventos naturales extremos en Chile está disperso. Necesitamos un ente articulador que pueda administrar todo este tipo de instituciones encargadas del monitoreo, pero esa institución no tiene que ser científica, porque en este momento quienes trabajan en esto, gran parte o todos son científicos.

¿Tiene que ser política?
— No, tiene que ser técnica. Eso implica que no tienes por qué tener a los principales sismólogos de Chile o tsunaminólogos o expertos en deslizamiento. Basta con que tú estés capacitado para monitorear un sistema. Te cuento una anécdota: en Japón, la JMA, el sistema de alerta temprana de Tokio, es una pura oficina donde ven tifones, huracanes, tsunamis, terremotos, deslizamientos, incendios forestales, todo se ve en la misma sala y toda la gente que está trabajando ahí son funcionarios públicos con cuarto medio, pero cuando tú postulas al servicio público en Japón, te dicen: ‘Le tocó en la JMA. Si quiere ser encargado del centro de centros sísmicos, lea el mapa. Tiene dos meses. Y estudie el manual’. Está todo hecho, y después llegas a dar la prueba, yo soy el encargado de localizar epicentros, y ustedes son los encargados de mover las cámaras para monitorear los volcanes de Japón, y él se encarga de ver el comportamiento de las aguas en los ríos cuando llueve mucho. En rigor, ninguno tiene doctorado. Han sido capacitados y hay un técnico principal que es el jefe, que es doctor en Ciencias, quien articula. Necesitamos algo así.

¿En Japón tienen un sistema que te avisa de riesgo de tsunami por mensaje de texto al celular?
— Tienen varias cosas. Japón tiene primero que nada la JMA, que es la Japan Meteorologycal Agency, con un sistema de alerta temprana que en menos de tres minutos te dice si un terremoto tiene potencial para generar tsunami y los minutos que tardará en llegar a la costa y su altura. La JMA manda un aviso inmediatamente a todos a través del NHK, que es el canal público de televisión.

¿Se puede tener eso aquí?
— La tecnología existe, hay que adaptarla y esa adaptación es un proceso que ha sido largo, burocrático.

 

“Si bien en los últimos años desde el Estado se han producido avances, predomina el enfoque reactivo por sobre el proactivo. La gestión del riesgo de desastres en Chile aún posee tareas pendientes”.


 

 

METEORITOS Y TSUNAMIS
Entre las características especiales de Chile, que además de tener desierto, glaciares, bosque lluvioso, nieve y es el país más sísmico del planeta, junto con contar con los mejores cielos para la astronomía. El profesor José Maza, PhD. en astrónomía, Premio Nacional de Ciencias, me decía que en Chile no hay ninguna conciencia, pero si cayera un meteorito en el océano Pacífico —que es el lugar más grande de la tierra— el tsunami sobre Chile sería devastador.

¿Tú sabes de meteoritos que hayan causado tsunamis?
— Por supuesto: tenemos un proyecto que parte en enero de 2015 con el financiamiento de la National Geographic Foundation, donde trabajamos junto a James Goff —geólogo australiano— buscando evidencia del megatsunami generado por el asteroide Eltanin, que cayó alrededor de 2.5 millones de años atrás. El tsunami generado barrió con todo el océano Pacífico y buscamos las evidencias del megaevento. En un mes recorreremos desde Lima hasta Bahía Inglesa por la costa. Hay lugares en Chile que confirman la evidencia de megabolones o boulders, grandes rocas que no coinciden con la matriz y que están en zonas costeras interiores y que la única explicación para que estén en ese lugar es que algún evento desde el mar las transportó.

Cada cierto tiempo, la falla de San Ramón (una perturbación geológica activa al oriente de Santiago), se activa como gran amenaza para el área más poblada del país.
— En 2010. Rolando Armijo publicó en Tectonics el paper titulado “Los movimientos al oeste de la parte andina de la falla de San Ramón y el nuevo escenario de peligro sísmico para Santiago”, porque hasta esta fecha, si bien se tenían indicios de que esta falla estaba activa, este paper lo confirma. Él, junto a Gabriel Vargas, en la Universidad de Chile, trabajan para entender la historia y la prehistoria de ocurrencia de terremotos en esa traza. Pero otro tema es cómo el Estado le garantiza seguridad a las personas que viven cerca o en ella. Nuestra legislación generalmente ve la amenaza sísmica principalmente de los terremotos típicos de subducción —como el de 1985 o el de 2010— pero estos terremotos corticales interiores pueden tener intensidades y aceleraciones por lejos superiores a lo que exige la norma de construcción y por tanto causar un daño mayor.

Tú investigaste en la zona de Valdivia y Maullín. ¿Cuáles fueron tus conclusiones?
— Lo interesante es que 54 años después del gran terremoto y tsunami de 1960, gran parte de lo aprendido se ha ido olvidando y empiezas a ver asentamientos humanos y señales de urbanización en lugares en que el tsunami de 1960 arrasó con pueblos completos. Eso te confirma lo rápido que olvidamos como sociedad.

O sea que la gente retorna a vivir en zonas peligrosas.
— Es que no es la gente. Las personas hacen lo que le permite la autoridad. Recién sacamos una norma técnica Minvu que fue publicada en marzo de 2014 sobre Diseño estructural para Áreas en Riesgo de Tsunami, pero es una norma indicativa, no es una norma NSH. Es decir, el tema tsunami es un tema huérfano en nuestra legislación.

 

EL TERREMOTO QUE VIENE
Cuándo hay un temblor, ¿es muy complicado determinar si es un precursor de otro más fuerte o es un temblor en sí mismo?
— Se está avanzando en ello, pero no existe una metodología comprobada e irrefutable que te permita afirmarlo porque no hay un comportamiento estándar. La cosa es mucho más compleja, no hay relaciones lineales, directas. Hemos tenido nucleaciones de eventos importantes que no han terminado en nada y hemos tenido precursores que terminaron en un evento principal como el de 1985; hemos tenido lo que pasó ahora en 2014, donde la actividad sísmica del norte de Chile empezó de forma importante durante el verano. El 16 de marzo tuvimos un 6.7 y las réplicas no pararon hasta que vino el 1 de abril con un terremoto 8.2 y al otro día una réplica gigante de 7.6. O sea, a veces sí y a veces no.

Por lo tanto, no hay un modelo predictivo tampoco.
— No, tú tienes que estar siempre alerta. En mi experiencia personal, cuando ocurrió el terremoto 8.8, dije: “Este puede ser un evento importante, como puede ser el precursor de uno más grande”. Y cuando sobrevino el de 8.2, pensé lo mismo: “Rompió el segmento frente a Iquique, entonces ahora romperá entre el sur de Perú y Mejillones”. Por eso el 2 de abril ya estaba aterrizando allá.

El próximo terremoto, ¿puede ocurrir en cualquier parte de Chile?
— Sí, pero yo diría que con mayor probabilidad desde Pichilemu al norte, y desde Tirúa, región de la Araucanía, hacia el sur. Ese segmento no tiene un gran terremoto hace un tiempo importante.

 

Total
21
Compartido

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

1 comentario

  1. Valiosisimo la investigación y el trabajo del Sr. Lagos; sin embargo los terremotos y los mega terremotos lamentablemente no son predecibles para el Hombre aun,…. Existe también una gran y tremenda probabilidad de una mega evento en la Zona Centro-Sur; es decir precisamente donde el Sr. Lagos asegura poca probabilidad,…. Si analizamos la Historia de Sismos en Chile solamente el gran terremoto de 1906 en Valparaiso un 16 de Agosto al atardecer,….. Sin embargo, ningún pronóstico ha sido más exacto que el publicado el 6 de agosto de 1906 en el diario El Mercurio, cuando un comunicado oficial de la Armada de Chile señaló:

    ARMADA NACIONAL. Pronóstico sobre fenómenos atmosféricos: la sección de Meteorología de la Dirección del Territorio Marítimo ha pronosticado fenómenos atmosféricos y sísmicos para el día 16 de este mes, basada en las siguientes observaciones. El día fijado habrá conjunción de Neptuno con la Luna y máxima declinación norte de ésta. A causa de estas situaciones de los Astros, la circunferencia de círculo peligroso pasara por Valparaíso y el punto crítico formado con la del Sol cae sobre las inmediaciones del puerto. Capitán Arturo Middelton.

    La predicción fue exacta en fecha y lugar.

    Durante los días posteriores al terremoto, los chilenos vivieron en constante estrés por innumerables pronósticos de réplicas que venían de distintas fuentes. Hasta que el Observatorio Astronómico fue forzado a publicar un mensaje nuevamente en El Mercurio, señalando que “el tiempo de los temblores ha pasado”. En un principio, el director del observatorio, de apellido Obrecht, se negó a comentar sobre el pronóstico de la Armada ya que su sismógrafo estaba roto. A esta altura en Chile existía solo un sismógrafo, que estaba en dicho observatorio. La Armada no tenía ninguno, pero el Cap. Middelton no lo necesitaba para su método de predicción.

    Al ser entrevistado sobre cómo hizo su predicción, el Capitán Middelton señaló que había usado los métodos publicados por el Capitán Alfred J. Cooper, un capitán mercante, que en 1902 había escrito un artículo llamado “Las causas de tiempo y los terremotos con cuatro diagramas” (texto que el mismo publicó). Ese documento tomaba las teorías que unos 100 años antes presentó el naturalista alemán Rudolf Falb sobre la influencia de las estrellas y astros en los terremotos.

    Cooper, tal como Falb, postulaba que hay ciertos días críticos en que debido la posición de los planetas existe mayor probabilidad de un fenómeno sísmico. Gracias a la predicción del Capitán Middelton en Chile la “Teoría de Cooper” tomó nueva fuerza y hasta se publicó un libro llamado “Solectrics” (que el mismo Cooper se autopublicó). Sin embargo, este libro no tuvo influencia en la sismología, que ya hace años se encontraba en el camino de las placas tectónicas y la deriva continental (aunque todavía no estaba clara la idea).

    En la sociedad chilena la “teoría de Cooper” y las predicciones del Capitán Middleton fueron discutidas apasionadamente, tanto por sus partidarios como por sus detractores. El historiador Teodoro Meltzer publicó un artículo explicando la relación entre la presión atmosférica, la Luna y los terremotos. Olbrecht, director del Observatorio Astronómico, escribió varios artículos señalando que “numerosos estudios mui (sic) prolijos han demostrado que no había ninguna relación efectiva entre la frecuencia o intensidad de los temblores y las posiciones relativas de la Luna y el Sol respecto a la Tierra” (El Mercurio, 19 de Agosto 1906).

    Explica también que una conjunción astronómica como la del 16 de agosto de 1906 es algo muy común, por lo que es imposible confirmar alguna relación con el temblor. La crítica se extendió con artículos citando desde Humboldt a Aristóteles. Pero el Capitán Middelton no hecho pie atrás y publicó un artículo que incluía hasta una fórmula para que cada chileno intentara calcular “días críticos”. La discusión se extendió tanto que en 1922 el New York Times publicó una crónica sobre el denominado “Debate Cooper” que tenía a los chilenos en vilo.

    Fue durante ese período que la Sismología decidió que su casa se ubicara en la Geología y no en la Astronomía ni en la Meteorología. 1906 fue un año clave para asentar a la sismología en la geología. En enero un terremoto 8.8 azotó Colombia y Ecuador. En abril, el Vesubio devastó Nápoles. Unos días después, San Francisco fue afectado por el peor terremoto de su historia. Y en agosto, el ya mencionado terremoto y tsunami arrasaron Valparaíso. Esa misma noche hubo en Alaska otro terremoto, 30 segundos después que el de Valparaíso.

    Hasta el día de hoy todos estos terremotos son considerados como eventos independientes por la Sismología. Pero lo que sin duda tienen en común, es que marcaron el camino que la ciencia iba a tomar. La Sociedad Sismológica de América fue fundada ese mismo año, Giuseppe Mercalli hizo su famosa escala, Galitzine desarrollo el primer sismógrafo electromagnético, Fernando Montessus de Ballore publicó su libro “Geografía Sismográfica” y Thomas Oldham demostró que las ondas de los terremotos sugieren que el centro de la Tierra es líquido. Sí, todo esto ocurrió en 1906. Aunque todavía quedaba por definir qué era lo que exactamente causaba los terremotos, era claro que la Sismología, cada vez mas, se atrincheraba en la Geología.

    En 1908 llega a Chile el famoso sismólogo Montessus de Ballore a hacerse cargo del recién fundado Instituto Sismológico (que se quedó con el sismógrafo del Observatorio Astronomico). Montessus de Ballore era ya antes de venir a Chile un sismólogo de primera categoría, que había marcado el camino de la ciencia con el ya mencionado libro “Geografía Sismográfica” y varios más. Pero los chilenos seguíamos impresionados con la predicción de Middelton. El hecho de que Ballore dijera una y otra vez que los terremotos no eran posibles de predecir no cayó muy bien en la sociedad chilena de la época, y le costó varios ataques personales en la prensa.

    De alguna manera, las ideas astronómicas sobre terremotos han sobrevivido en Chile. Para el terremoto de Chillán en 1939 también hubo un marino que declaró haberlo pronosticado, pero como no había mandado su reporte al diario unos días antes no alcanzó a lograr la fama del Capitán Middelton. Hay que tomar en cuenta que en 1939 era más difícil tener espacio para estas ideas ya que el debate sobre las placas continentales había concluido en 1912, cuando Alfred Wegener publica su libro “El origen de los continentes y los océanos”. Paradójicamente, Wegener era astrónomo y su libro fue finalmente el que dejó a los terremotos bajo el dominio de la Geología.

    Es interesante, sin embargo, ver cómo este proceso de definir límites y de a quién le pertenece el campo de los terremotos, deja de lado un hecho innegable: usando el modelo de Cooper, o quizás más bien el de Falb, se han predicho varios terremotos. El problema, no obstante, es que los “días críticos” en que no pasa nada son muchos más. Desde el paradigma de la ciencia moderna lo que sucede es que es una teoría no falseable. No se puede encontrar el error ya que la misma teoría permite el error. Los “días críticos” son sólo eso, un aumento de probabilidad. Y a su vez son tantos, que nos mantendrían en constante alerta.

    Pero hay otro tipo de observaciones que incluso Montessus de Ballore hacía y que, como no calzan realmente con la teoría, se han dejado a un lado. Anomalías en la presión atmosférica y una relación entre terremotos y lluvias los días después, fueron observadas por Humbold, Motessus de Ballore y varios sismólogos famosos. Sin embargo, se han dejado de lado por la sismología moderna. En la página de la USGS (United States Geological Survey) se declara hoy abiertamente que cualquier relación entre terremotos y las estrellas es un mito (pero no se pronuncian sobre presión atmosférica, ni lluvias. De hecho, una búsqueda en google scholar muestra algunos interesantes artículos disidentes).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*