Muchas empresas de turismo ya no tienen espaldas para mantenerse en pie y no les está quedando más opción que bajar las cortinas. Así de crítico es el panorama que describen desde la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR) y la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), debido a la casi completa paralización que ha debido enfrentar este sector de la economía desde hace cuatro meses, como efecto del plan para enfrentar la pandemia en el país.

Las entidades gremiales afirman que se encuentran en un punto de inflexión, ya que de no recibir pronto ayuda adicional, con medidas específicas para esta industria, no habrá opción de salvar a muchas empresas de este rubro. “En distintas reuniones con el Ejecutivo, les hemos enfatizado a las autoridades de gobierno, que el impacto en las actividades de turismo es tan profundo, que no nos alcanzará para salir de esta crisis sólo con los planes de ayuda general que se han implementado hasta aquí”, puntualiza Ricardo Margulis, Presidente de Fedetur.

Opinión que es refrendada por Manuel Melero, Presidente de la CNC, quien señala que “ya no queda mucho margen para revertir el actual escenario, y por eso, seguimos insistiendo al gobierno que requerimos de medidas especiales para el turismo si se quiere evitar un daño económico y social mayor al que ya estamos viviendo, porque el grueso de las empresas de este sector está en un punto límite”.

En Fedetur y la CNC indican que el 3 de julio pasado enviaron al Ministro de Economía, Fomento y Turismo, una propuesta con un paquete de medidas específicas para el turismo, solicitud que fue derivada al Subsecretario de Turismo, autoridad que finalmente recibió a ambos gremios el 27 de julio junto a la Directora Nacional de Sernatur, a quienes le entregaron las medidas especiales actualizadas.

Tanto Margulis como Melero, argumentan que esta solicitud se sustenta en que el turismo es uno de los sectores de la economía más afectado por la crisis económica derivada de la pandemia. Aspecto que se reafirma en las recientes cifras de desempleo entregadas por el INE, donde nuevamente dicho sector es de los más golpeados, ya que el área de alojamiento y servicio de comidas registró un -48,5% de desocupación.

Son varias las medidas focalizadas que están solicitando Fedetur y la CNC al gobierno para salvar al turismo, enfocadas en dos etapas: de supervivencia y reactivación.

Para la etapa de supervivencia solicitan créditos especiales para el sector, que consideren montos de préstamos por el equivalente de hasta 6 meses de venta, con 24 meses de gracia, plazos hasta 96 meses, deducible para el sistema financiero igual a cero, garantía Estatal de 100% para empresas con ventas hasta UF600.000 y 85% para aquellas con ventas entre UF600.000 y UF1.000.000, y postergación de otros créditos vigentes, por al menos 12 meses, bajo las mismas condiciones cómo estaba negociado originalmente.

También piden mantener vigencia de la ley de protección del empleo hasta que se levante el toque de queda y se termine la obligación de cuarentena de 14 días al ingreso de turistas extranjeros a Chile; y el no cobro de renta a concesiones y extensión en el plazo de ellas para actividades turísticas que funcionen en el mar, playas, ríos, lagos, parques nacionales u otros bienes nacionales.

Para la etapa de reactivación, los gremios piden rebaja temporal de IVA y/o impuestos específicos para reactivar el turismo, que considera:

· Reducción del IVA del 19% al 0%, para todo el consumo en turismo nacional, los primeros 12 meses, desde reactivada la industria.

· Exención del IVA en alojamiento turístico para turistas nacionales, los primeros 3 años, desde reactivada la industria.

· Rebajar el IVA a cero para los extranjeros en todos sus consumos en el país, adicional a lo ya existente en alojamiento (ticket aéreo, restaurantes, transporte, compras, etc…), a través de un sistema de “tax refund” en el aeropuerto. La medida debe ser válida para los primeros 24 meses desde abiertas las fronteras.

A esto se suma la necesidad de asegurar recursos de promoción para el 2021, estableciendo planes de promoción para todo Chile, de forma que permita proyectar una futura recuperación acelerada post pandemia. Para ello es urgente la inyección de recursos a la promoción turística que considere un presupuesto anual robusto para la promoción nacional (US$10 millones) e internacional (US$40 millones.)

Ricardo Margulis y Manuel Melero concluyeron reiterando que es indispensable que el gobierno acoja estas medidas para salvar al turismo, o de lo contrario, no será posible la reactivación de este sector, “con las nefastas consecuencias económicas y sociales que eso significaría para el país”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*