4d8e1f7a-3573-4a0e-9b3e-a42592890f58-high

Los mochileros son personas llena de ilusiones y un sentido de la aventura que sobrepasa al de cualquier otro ser humano. En esa inquietud de respirar el aroma de la carretera por primera vez, muchos cometen errores básicos que terminan arruinando lo que pudo haber sido una de las experiencias más fortificantes de su existencia. A continuación 10 errores comunes que comete un mochilero novato:

 

No dejar datos indispensables a familiares y amigos sobre su destino

Es importante que el mochilero avise a su círculo cercano sobre el lugar donde viaja, hoteles, destinos o personas con las que va. En caso de emergencia todos sabrán dónde localizarle.

No llevar documentos importantes consigo

El viajero siempre deberá salir con documentación indispensable entre sus pertenencias. Si está en el extranjero, en todo momento es importante cargar con su pasaporte. Aunque sea en el territorio nacional, una identificación oficial le ayudará en caso de emergencias. Sacar copias de estos documentos es un buen tip.

Ignorar su tipo de sangre

Aunque no esté de viaje, cualquier persona debe saber su tipo de sangre tal como sabe su fecha de cumpleaños, peso, dirección, teléfono o la fecha de estreno de la nueva temporada de su serie favorita. Es decir, información básica e indispensable para encarar todo tipo de emergencias que puedan suceder en el viaje.

No aprender palabras o frases indispensables del país que visita

No basta con saber inglés, pese a que es la lengua universal, ya que no todas las personas lo hablan, un viajero experto se preocupa por aprender palabras indispensables que le ayuden a pedir auxilio u ordenar comida en un restaurante.

No llevar una guía de viaje

Actualmente todo se consulta en Internet, sin embargo, hay sitios alejados en los cuales resulta difícil encontrar señal. Por ello es vital contar con el respaldo de una guía de viajes, las cuales contienen información básica; mapas, direcciones de hostales, restaurantes, museos u hospitales.

Ignorar las recomendaciones de seguridad o señales de peligro en sitios alejados

Muchos viajeros lo hacen por arriesgarse a vivir una aventura en un sitio que desconocen. Con suerte nada pasará, sin embargo, muchas tragedias han ocurrido por no hacer caso a la voz de la prudencia.

No informarse sobre datos indispensables como idioma, historia, moneda o ubicación geográfica del lugar que visitan

Esto parece obvio, pero a veces la emoción de la aventura hace que algunos detalles se pasen por alto. Conocer lo mínimo indispensable es algo que se tiene que investigar meses o semanas antes del viaje para tomar precauciones y llegar totalmente preparado a la aventura.

No llevar dinero en el bolsillo

Ningún viajero experto se confía a la comodidad de portar una tarjeta de crédito o débito para cubrir sus gastos. Sabe muy bien que un poco de efectivo en la bolsa, sobre todo si se va a viajar a una zona aislada, es material igual de importante que una buena chamarra.

Arribar muy tarde a su destino

Los buenos viajeros saben que llegar de día a su destino es mejor, pues así las cosas se facilitan: conseguir alojamiento, transporte o comida, además de que resulta más seguro que andar de noche en un sitio del cual desconocen todo.

No contratar un seguro médico

Es indispensable que el viajero vaya protegido ante cualquier eventualidad, por pequeña que sea. Existen muchas empresas que ofrecen estos seguros a precios accesibles y con una buena cobertura. Es mejor invertir en seguridad que pagar grandes cantidades en clínicas o consultorios privados.

Fuente: Culturacolectiva.com

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*