Una serie de factores, entre los que se destacan las condiciones de seguridad desfavorables, brechas en materia de salud e higiene, infraestructura subdesarrollada y problemas ambientales, hacen que el viajero mire hacia otros destinos donde se sienten más contenidos.

Latinoamérica y el Caribe se posicionan como los destinos menos favorecidos para el turismo internacional, según el análisis del Foro Económico Mundial. Sus falencias la ponen en desventaja frente a otros sitios económicamente mejores y, durante la pandemia, esto quedó de manifiesto por encima de sus fortalezas. Antes del brote de Covid-19, la región estaba mejorando en cuanto a competitividad turística, pero la mayoría de sus economías seguían situándose por debajo de la media mundial.

Ciertos factores, como la capacidad sanitaria y las ofertas de viajes digitales, están cobrando mayor importancia durante la pandemia. Actualmente, otros, como la apertura internacional, una fortaleza principal de Latinoamérica, son menos importantes.

El informe del Foro Económico Mundial revela que algunas de las fortalezas turísticas de Latinoamérica y el Caribe revisten menor importancia que antes para una economía turística


El informe del Foro Económico Mundial revela que algunas de las fortalezas turísticas de Latinoamérica y el Caribe revisten menor importancia que antes para una economía turística competitiva durante la COVID-19.

Europa y otros países con recursos sanitarios más abundantes tienen más posibilidades de contener y gestionar los casos de coronavirus que se presenten, antes que los países con recursos sanitarios menos desarrollados. Por ejemplo, las limitaciones de la capacidad de atención de salud de América latina y el Caribe pueden visualizarse en los niveles particularmente bajos de camas de hospital, con un 42 % menos de camas por cada 10.000 personas que la media mundial.

Del mismo modo, la falta de servicios digitales, algo que hoy piden los usuarios, permitirá a las empresas turísticas y a sus socios de la cadena de suministro brindar una mejor respuesta en momentos en que las interacciones interpersonales se ven limitadas. Los componentes de la competitividad, como un entorno empresarial y unos mercados laborales favorables también pueden actuar a modo de estímulos del lado de la oferta, generando alivio y acelerando la recuperación.

El Foro Económico Mundial recomienda a los países de Latinoamérica y el Caribe pueden dedicar este tiempo a revisar sus proyectos de promoción turística y forjar un sector mejor en el futuro.


El Foro Económico Mundial recomienda a los países de Latinoamérica y el Caribe pueden dedicar este tiempo a revisar sus proyectos de promoción turística y forjar un sector mejor en el futuro. “Por ejemplo, existen oportunidades dentro de su brecha de infraestructura. Unas buenas comunicaciones aéreas son cruciales para la competitividad de los viajes en Latinoamérica, especialmente teniendo en cuenta lo abrupta que es la región. El confinamiento causado por la pandemia ha ralentizado aún más los proyectos infraestructurales, pero también brindan una oportunidad a los países de la región para revisar sus proyectos en desarrollo y focalizar su atención en las áreas más críticas. La construcción de infraestructuras para un mejor equilibrio entre el turismo y la demanda local revestirá especial importancia”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*