La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza informó ayer martes que luego de detectada la nueva variante del virus SARS-CoV-2 encontrada en el Reino Unido, en una chilena que llegó al país desde Inglaterra, en un vuelo de Iberia procedente de Madrid, se mantendrán las fronteras abiertas al turismo y solo se restringirá las medidas a partir de mañana jueves 31 de diciembre de 2020 «a todos los chilenos, extranjeros residentes en Chile y extranjeros visitantes que lleguen o retornen a Chile, independiente del país de origen, quienes deberán hacer una cuarentena obligatoria de 10 días», tiempo que podrá reducirse a una semana una vez se tenga resultado negativo de PCR. Por otro lado, la autoridad confirmó que se mantiene la «restricción de ingreso» al país para las personas que hayan visitado el Reino Unido los últimos 14 días, pero no explicó como a pesar de esa medida esta turista chileno ingresó al país.

Detalles del caso

De acuerdo a las versiones oficiales del Gobierno la turista chilena «al momento de llegar al país y tras someterse al examen, se dirigió a la ciudad de Temuco en un vuelo Jetsmart JA281 que salió el 22 de diciembre a las 12.15 horas desde Santiago. Luego, junto a su madre y su tía viajaron a Panguipulli en un auto privado».

El caso ha provocado una fuerte polémica toda vez que tanto expertos, como científicos alertaron la posibilidad de que la decisión de abrir las fronteras al turismo internacional en momentos que Europa estaba viviendo una alza de contagios producto de una segunda ola y se habían descubierto una nueva variante del virus, difícil de predecir de como se iba a comportar una vez que llegará al país, tal como ocurrió esta semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*