El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confirmó hoy sábado 23 de mayo que a partir de julio se reanudará la actividad turística internacional, y se hará «en condiciones de seguridad», por lo que ha afirmado que los turistas extranjeros y nacionales «pueden desde ya planificar sus vacaciones en España».

España se suma a Islandia que anunció la reapertura del turismo a partir del próximo 15 de junio. También ha confirmado la reapertura de sus fronteras Eslovenia, Croacia, Grecia, Portugal, Alemania, Austria, Francia, e incluso, Italia, cuyo Gobierno confirmó que a partir del 3 de junio levantará las restricciones a la movilidad y abrirá los aeropuertos para que lleguen viajeros extranjeros.

Diferente es la situación de países como Reino Unido, Suiza, Suecia y Holanda, que aun no confirman sus estrategias o han anunciado restricciones que dificultan la actividad.

A continuación revisa la situación país por país:

ESLOVENIA

El coronavirus en Eslovenia está bajo control y poco a poco la vida se está normalizando. De hecho, esta bella nación balcánica fue el primer país europeo en declarar el fin de pandemia. Fue el 15 de mayo, después de que no había ningún caso nuevo durante varios días. Con el coronavirus bajo control, Eslovenia abrió las fronteras a los turistas de países de la Unión Europea, quienes no están obligado de hacer  cuarentena. Sin embargo, los pasajeros que llegan desde fuera de la UE deben entrar en cuarentena por 14 días. Por ahora ya funcionan para los turistas nacionales los pequeños hoteles, campings, cabañas en las montañas y apartamentos hasta 30 habitaciones. Los Parques Nacionales nunca se cerraron, pero en los mediados de mayo empezaron a abrir la mayoría de atracciones turísticas naturales y culturales.


CROACIA

En Croacia la situación también es muy buena con un bajo registro de víctimas. Con algunas restricciones el país balcánico ha sido uno de los más precoces en mover ficha para reactiva el turismo. De ahí que ya se permita la entrada sin condiciones si se hace por razones económicas o comerciales concretas, lo que incluye a los turistas de negocios. Desde el 11 de mayo se abrieron los bares, restaurantes (pero solamente la parte exterior), parques nacionales y atracciones turísticas naturales y culturales. Los hoteles nunca se cerraron por decreto estatal, solo dejaron de funcionar por falta de visitas y otras restricciones sanitarias. Con esta medidas está previsto que el país se abrirá para las llegadas turísticas desde los países de UE el día 15 de julio. Por ahora los hoteles y campings, están abierto con restricciones para el turismo nacional.


ISLANDIA

El turismo es la primera actividad económica de Islandia, así que este país ha anunciado que aceptará turistas a partir del 15 de junio. Podrán entrar todos los viajeros, también los que procedan de fuera de la Unión Europea. Eso sí, todos los visitantes deberán hacerse un test de detección de coronavirus al llegar al aeropuerto. Si sale negativo no tendrán que permanecer dos semanas de cuarentena que de momento son obligatorias. Además de la prueba a la llegada, las autoridades han avanzado que probablemente requerirán descargar y utilizar la aplicación oficial de rastreo del virus, que ya usa el 40% de la población y que ayuda a contener su propagación cuando se detectan nuevos contagios. El sector turístico, que aporta alrededor de un 9% del PIB, ha recibido con satisfacción el anuncio de la apertura de fronteras, aunque queda una gran incertidumbre: la viabilidad de Icelandair, la mayor aerolínea del país. La epidemia ha hundido a la compañía en una crisis que podría acabar en una quiebra.


GRECIA

Grecia ha reabierto las playas en todo el país, aunque con fuertes restricciones, entre las que se encuentran, por ejemplo, la distancia social de cuatro metros. De esta forma, solo se ha permitido la entrada de 40 personas por 1.000 metros cuadrados, manteniendo la distancia de seguridad, además de aceptarse solo la presencia de dos sillas en cada sombrilla, según ha informado la televisión pública griega. Quienes no cumplan con esta medidas se arriesgan a fuertes multas. Puesto que abrir el país al turismo significa permitir el acceso a personas que potencialmente puedan traer el virus, el gobierno griego está analizando medidas de control que incluirían un cuestionario detallado de información y test rápidos antes de viajar, además de controles de temperatura en hoteles y negocios locales. Los vuelos directos desde el extranjero a destinos turísticos griegos comenzarán de forma gradual el 1 de julio y, con ellos, la llegada de turistas desde otros países con sólo «unas mínimas excepcionales». El ministro de Turismo, Harry Theocharis, señaló que a fines de mayo se anunciará una lista de países que reanudarán los vuelos con Grecia, y señaló que Atenas se centrará en reabrir un eje de conectividad que va desde los Balcanes hasta el Báltico. Lógicamente, sobre todo se orienta a Alemania, el primer mercado de su producto y el que está más recuperado.


PORTUGAL

La gestión de Portugal para atajar al coronavirus es un caso de éxito de esta pandemia. De hecho, la propia OMS la puso de ejemplo de hacer bien las cosas, situación que han provocado que el país luso informara de que prepara ya la reapertura —con limitaciones— del turismo. Es así como Portugal ha abierto colegios, museos y restaurantes, pero con control de aforo. Las autoridades aseguran que «el retorno del turismo no está lejos» y se prevé una apertura para el 6 de junio, aunque algunos hoteles ya han reabierto sus puertas. Las playas, eso sí, tienen previsto acoger a bañistas en grupos quienes deberán guardar una distancia mínima de 1,5 metros y entre las sombrillas habrá al menos tres metros. Se prohibirán las actividades deportivas en la arena con más de dos personas, así como los botes a pedales y toboganes. Portugal tiene previsto establecer un sistema de colores para informar a los usuarios a través de una aplicación el nivel de ocupación que registran en cada momento. «Cada uno se vigilará a sí mismo. No se puede tener un policía por persona», ha asegurado su primer ministro, Antonio Luis Santos da Costa. Teniendo en cuenta este criterio, no podrán imponerse restricciones. La actividad turística ha crecido considerablemente en Portugal, representando un 8,5% del PIB del país. Conscientes de este crecimiento y de la importancia del turismo en la economía lusa, un factor clave será la seguridad. Todo el sector coincide que garantizar la seguridad a los turistas es lo primordial para que la recuperación sea sustentable en el tiempo. El propio ministro de Economía portugués incidió en ello: «El objetivo es asegurar que los turistas se sientan seguros. Vamos a mostrar a quienes nos visitan que Portugal será un sitio seguro para hacer turismo».


ITALIA

Tras el confinamiento más largo de Europa, el gobierno italiano va cobrando vida. Luigi de Maio, el ministro de Asuntos Exteriores italiano, ha hecho un llamamiento a los turistas europeos para que este verano pasen sus vacaciones en Italia. «Visiten nuestras playas, nuestro mar, nuestros pueblos de montaña, disfruten de nuestra cocina. Estamos listos para recibirte con nuestra sonrisa. Todos somos los mismos europeos”, así de claro y contundente fue el llamado que hizo de Maio en una entrevista a un diario alemán. Las fronteras se abrirán a partir del 3 de junio, por ahora solo a los turistas de la Unión Europea. Con esta medida se anula así el aislamiento obligatorio de 14 días para los visitantes extranjeros que había impuesto previamente la península. En Bérgamo, una de las ciudades más golpeadas por la pandemia, se ha reabrió el aeropuerto, todo un símbolo.


FRANCIA

Francia aspira a reabrir «el máximo posible» de sus zonas turísticas a partir del 21 de junio para dar comienzo a la temporada veraniega. El país galo no impone cuarentena, pero sí lo hará durante 14 días a quienes entren de España, en reciprocidad a la medida adoptada por Madrid con todos los viajeros que llegan del extranjero. En una importante señal al sector turístico francés, el gobierno anunció un plan sin precedentes que contiene un paquete de inversión pública directa para empresas en apuros del sector de 1.300 millones de euros. El plan incluye la entrega de “vales turísticos de vacaciones” financiados por el Estado, dirigido a los públicos más modestos y quienes hayan vivido un “confinamiento en condiciones difíciles”, como los más pobres y quienes trabajaron en primera y segunda línea durante el peak del virus en el país. Mientras, el Gobierno se ha dado de plazo hasta la última semana de mayo para decidir la reapertura de bares y restaurantes —al igual que, eventualmente, cines o teatros, que también siguen sin poder abrir sus puertas—.


ALEMANIA

Si la evolución de la pandemia lo permite, el objetivo de Alemania es eliminar las restricciones de viajes en el espacio Schengen a partir del 15 de junio. En este país, la implementación de la mayoría de las medidas adoptadas frente a la crisis corresponde a cada Land (Estados). Los Länder más turísticos ya han suprimido los 14 días de aislamiento para ciudadanos procedentes de otros países de la UE y Reino Unido, así como a Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza, y se preparan para una temporada extraordinaria, ante la perspectiva de que muchos ciudadanos pasen sus vacaciones en el país. Por ahora, Alemania y Austria tienen abierto tres puntos de sus respectivas fronteras, las que se habilitarán completamente desde el 15 de junio. La medida, conocida como las “burbujas de viaje”, fue acordada por los líderes de ambos países, la canciller Angela Merkel y su par Sebastian Kurz. Según la agencia France Presse, Alemania abrirá desde el viernes sus fronteras con Luxemburgo. Pero el gobierno de Merkel quiere ir más lejos y busca avanzar hacia un consenso europeo para que sus ciudadanos puedan viajar a sus destinos preferidos como España, Italia, Grecia y Portugal. Por ahora, Alemania abrió la puerta a sus ciudadanos la posibilidad de veranear en aquellos países en que la situación lo permita a partir del 15 de junio. Si bien a Alemania se la ve sobre todo como potencia exportadora de viajeros, el país germano también ha despegado como destino turístico. En 2019 registró 495 millones de pernoctaciones nacionales e internacionales, un aumento del 3,7% interanual.


ESPAÑA

El Gobierno de España, uno de los países más afectados por el coronavirus, ha anunciado su intención de reactivar el turismo, tanto para nacionales como extranjeros, a partir de julio. Sin precisar la fecha exacta, el presidente Pedro Sánchez, ha invitado a los turistas extranjeros visitar España durante la próxima temporada de verano: «España os espera desde el mes de julio y quien pise España, puede contar con que pisa un suelo con garantías sanitarias y comprometido con la sostenibilidad de nuestro planeta».

Sánchez confirmó que tanto bares, restaurantes, hoteles y establecimientos de playa e interior estarán abiertos al público en condiciones de seguridad. «España necesita del turismo y el turismo necesita seguridad en origen y seguridad en destino, por eso garantizaremos que los turistas no correrán ningún riesgo ni tampoco nos traerán riesgos a nuestro país», señaló el presidente en rueda de prensa el sábado 23 de mayo.

Antes de este anuncio España obligaba a cualquier persona que ingrese al país a someterse a una cuarentena obligatoria de 14 días, restricción que se levantará una vez que ejecute oficialmente el anuncio. En la misma línea, los gobiernos locales le pidieron al Gobierno central que mientras no estén abiertas las fronteras al turismo internacional estimule el turismo interno. Los empresarios turísticos, por su parte, han hecho un llamamiento al Gobierno y a todo el sector para reiniciar la actividad turística local para el 15 de junio.


REINO UNIDO

El Reino Unido es el país más afectado en Europa por el coronavirus debido a que fue el último país en tomar medidas de confinamiento y cierre de fronteras. Con cerca de 32.000 muertos, a nivel global, tan sólo es superado por los Estados Unidos. Esta realidad impide por ahora una reapertura de las actividades turísticas, razón por la cual el Gobierno británico aún no ha ultimado los detalles de un plan de reactivación turística, pero ya ha adelantado que todos los visitantes que lleguen por tren, mar y aire al país deberán pasar por un confinamiento obligatorio de dos semanas, a excepción de los provenientes de Francia, que acordó con el Reino Unido un pacto bilateral para no exigir cuarentenas a quienes transiten entre ambos países.


SUIZA

Suiza es uno de los países más afectados por el coronavirus, razón por la cual el país helvético mantiene sus puertas cerradas a la mayoría de los extranjeros. El pasado 16 de abril el Gobierno dio a conocer su plan de vuelta a la normalidad, pero ha advertido que la situación aún es frágil, razón por la cual sus autoridades aún no han anunciado un plan de reactivación del turismo y apertura de fronteras, las que solo serán reabiertas con países limítrofes como Francia, Alemania y Austria (por las que siguen pudiendo pasar aquellas personas con permiso de trabajo en territorio suizo) a partir del 15 de junio.


 

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*