aventura

El turismo aventura está en pleno auge en todo el mundo. Pero no siempre fue así. Hasta hace pocos años estaba considerado como un pequeño nicho del sector turístico. En cambio hoy, el negocio se ha disparado, alcanzando una facturación global estimada en 263.000 millones de dólares anuales, según los cálculos de la Adventure Travel Trade Association (ATTA), entidad que representa más de 300 empresas turísticas especializadas de 69 países y que seleccionó este año a Toscana, Italia como sede de su Cumbre Mundial de Turismo Aventura, evento que se realizará desde el 15 al 18 de octubre de 2018.

Chile fue anfitrión en 2015. Ese evento marco un antes y después para nuestro país. Con la presencia de la presidenta Michelle Bachelet en el Teatro del Lago de Frutillar, Chile se tomó en serio esto de ser un destino de clase mundial en el turismo de aventura y naturaleza. Al año siguiente, Chile obtiene el primer lugar en la categoría en los World Travel Awards, conocido como los Oscar del turismo. En 2017 nuestro país repite. Dos veces consecutivas número uno del mundo no tiene que haber sido solo fruto del azar. Por su paisajes y naturaleza, Chile es considerado un destino de nivel mundial en la categoría. La propia ATTA posiciona a Chile como el destino con mayor potencial entre los países en vías de desarrollo en esta especialidad, seguido de República Checa, Eslovaquia, Israel y Estonia.

Esta es la oportunidad para dar un salto cualitativo, que nos permita mejorar nuestra oferta, y aumentar el gasto promedio del turista extranjero en Chile, que se mantiene estancado desde hace décadas.


 

Chile hace bien si piensa que su oportunidad está en el desarrollo del turismo de aventura. No solo porque es la especialidad con mayor crecimiento, sino porque además es la de mayor externalidades positivas. Según apunta la Organización Mundial del Trabajo (OMT), el 65,6 % del costo total de un viaje de turismo de aventura se queda en el destino visitado. En cambio este porcentaje solo llegaría al 20 % en destinos vacacionales especializados en resorts todo incluido. Por otra parte, el gasto promedio de un turista de aventura es de 3 000 dolares con una estadía media de ocho días.

Tan importante como los números es la combinación del turismo de aventura con la cultura de un país y su relación con las comunidades locales. De acuerdo a los datos de ATTA, los turistas al momento de evaluar su viaje citan la relajación, explorar nuevos lugares y el aprender de nuevas culturas, como lo más importante de su experiencia de viaje. Si interpretamos correctamente estos informes, la identidad y la cultura no son un valor agregado, sino la esencia de cualquier oferta turística.

Chile está en un momento especial en su desarrollo como destino turístico. Esta es la oportunidad para dar un salto cualitativo, que nos permita mejorar nuestra oferta, reducir nuestras brechas, y aumentar el gasto promedio del turista extranjero en Chile, que se mantiene estancado desde hace décadas, siendo uno de los más bajos de los países en vías de desarrollo.

 

 

 

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*