VALDIVIA 1

Si existen recuerdos que perduren en la memoria de quienes visitan Valdivia durante el verano, de seguro más de alguno tendrá que ver con la noche que a finales de febrero engalana las aguas del Calle-Calle. Se trata de la «Noche Valdiviana», esa noche en que sin ser año nuevo reúne a los valdivianos para festejar con fuegos de artificio la creatividad, y despedir al verano y a quienes vinieron con él.

 

fotos valdivia 1.jpg

 

Desde varias décadas, la Noche Valdiviana ha sido parte de una de las tradiciones más emblemáticas con que se recuerda a Valdivia en el resto del país. Sus inicios nos trasladan al tormentoso dominio por parte de García de Mendoza. Las consecuentes injusticias cometidas por éste personaje y su celebrado relevo como gobernador, dieron lugar a las manifestaciones fluviales que años más tarde se conocerían como la Noche Valdiviana. En los comienzos de esta actividad, los ribereños, ansiosos de terminar con la injusticia y la oscuridad, salieron en sus botes y encendieron montones de paja seca, convirtiéndose éstas en los primeros atisbos de las luminarias que cubrirían siglos más tarde las famosas corrientes fluviales de la décima región.

Como coronación del verano, la jornada de desfile fluvial da por finalizada las actividades organizadas por la Municipalidad durante la época estival. Por ello, la preparación y afinación de cada detalle se hace imprescindible. Son 44 naves las que se disponen a participar en el Corso Fluvial. Esta actividad, coordinada por el Municipio, organiza la presencia de instituciones, empresas y particulares que deciden ser parte de una de las actividades más emblemáticas de la ciudad.

 

VALDIVIA 3

 

Las embarcaciones son ornamentadas con diversos motivos, los que han sido escogidos con especial cuidado debido a la importante valoración que tiene el tema presentado en el contexto del concurso. Escenas de películas, maravillas arquitectónicas del mundo, figuras mitológicas y representaciones de animales sorprenden a la gran cantidad de público que se acerca a la costanera de la ciudad, lugar naturalmente privilegiado para contemplar el espectáculo. La ruta del corso fluvial comprende la trayectoria desde el Puente Pedro de Valdivia hasta el terminal de buses de la ciudad. El traslado de un lugar a otro supone el recorrido de una distancia de 10 cuadras.

La partida se da pasada las 21:30 horas. Minutos antes, botes cargados de velas marcan la alfombra acuática sobre la que navegarán las embarcaciones. La nave correspondiente a la Reina de los Ríos y a toda su corte de honor, es la encargada de dar inicio al desfile fluvial el que se prolonga por espacio de 1 hora.

 

VALDIVIA 4

 

La emoción y los aplausos de los asistentes se extienden para dar la bienvenida a cada una de las embarcaciones. Ya sean grandes o pequeñas, representan el esfuerzo y la coordinación de las empresas, instituciones y personas participantes. Tras esto, dos cascadas de fuegos artificiales, lanzada desde Asenav la primera, y desde una acondicionada plataforma de lanzamiento la segunda, marcan el inicio de la serie de fuegos artificiales que iluminan durante 20 a 25 minutos el cielo y las aguas de Valdivia. La próxima edición de la noche más especial de Valdivia, se realizará este próximo 25 de Febrero. Para agendar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*