La fortuna de las Desventuradas

Tras los descubrimientos efectuados por una expedición científica internacional, las deshabitadas islas chilenas de San Félix y San Ambrosio acogen el nuevo parque marino Nazca-Desventuradas, la reserva marina más grande de América Latina.

 

Deshabitadas y casi sin vegetación las islas de San Félix y San Ambrosio fueron vistas por primera vez por Hernando de Magallanes en 1520 y llamadas por el navegante portugués como Desventuradas por su soledad y paisaje inhóspito. Sin embargo las “desventuras” de San Félix y San Ambrosio solo estaban en su superficie, bajo las aguas, en cambio, se escondía una verdadera fortuna de especies marinas, las que desde el 24 de agosto de 2017 están siendo protegidas luego que el Gobierno de Chile oficializara la creación del Parque Marino Nazca – Desventuradas.

Nazca-Desventuradas-(24)

La ONG Oceana junto a la fundación National Geographic realizaron la primera expedición exploratoria del área hoy protegida. A partir de esa experiencia, un equipo de ambas instituciones elaboraron la propuesta para crear este parque en base al ecosistema único encontrado bajo las aguas. Pero la creación de este parque marino no solo se gestó a partir de la investigación científica de National Geographic y Oceana, sino también gracias a la participación de la comunidad de pescadores de Juan Fernández y el compromiso del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, liderado por el Canciller Heraldo Muñoz.

En efecto, la cancillería chilena desde hace un tiempo se encuentra desarrollando una ambiciosa política de protección del océano que baña las costas de Chile. Con ese objetivo nuestro país se comprometió a adherir al Acuerdo de Nueva York, de protección de los peces transzonales (como el jurel o el atún), a tener una política para combatir la pesca ilegal y a organizar en 2017 la IV Conferencia Internacional “Nuestro Océano”, que se celebra desde 2014 para analizar políticas relacionadas con la pesca sostenible, el combate a la contaminación marítima y la lucha contra la acidificación de los océanos. Según el canciller Heraldo Muñoz, el bajo porcentaje de áreas marinas protegidas es un tema relevante y el Gobierno trabaja para realizar aumentos importantes, debido a que “hay una biodiversidad que merece ser protegida”.  Protección cuyo rol fiscalizador y administrativo, en el caso de Nazca – Desventuradas, recaerá tanto en Sernapesca como en la Armada de Chile, y en los ministerios de Medio Ambiente y Defensa Nacional.

 

Nazca Desventuradas(20)

Nazca – Desventuradas contribuirá a la repoblación del jurel como recurso pesquero para Chile y a asegurar el futuro de las poblaciones de langostas. También protegerá al lobo fino de Juan Fernández, además de otras 28 especies de peces.


Las islas San Félix y San Ambrosio son de origen volcánico, cuyo ecosistemas y biodiversidad marina presentan condiciones excepcionales. El 72 % de las especies de peces observadas se conocen solo en las Desventuradas y/o en archipiélago de Juan Fernández. Además, más del 99 % de los individuos registrados, y el 84 % de la biomasa, corresponden a especies endémicas regionales. Por otra parte, la zona protegida es un área importante para el crecimiento del jurel, de alimentación del pez espada y una posible área de alimentación y/o descanso de la ballena azul. Su protección contribuirá a la repoblación del jurel como recurso pesquero para Chile y a asegurar el futuro de las poblaciones de langosta. También protegerá al lobo fino de Juan Fernández, además de otras 28 especies de peces, entre ellos el atún, el tollo, la jerguilla, la corvinilla, vidriolas, tiburones y bacalao. El fondo de San Ambrosio está cubierto en un 60 % por macroalgas no reportadas que solo se conocían en California.

Nazca-Desventuradas (6)

Debido a este importante tesoro natural la ONG Oceana, en conjunto con la comunidad de Juan Fernández, el Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) y la academia, se encuentran elaborando las bases técnicas para la gestión del parque, asimismo como los planes de manejo para que su protección sea efectiva. 

Enfoque-87.indd¿DONDE ESTÁN?

El parque marino Nazca-Desventuradas comprende una superficie de 300 035 km2, contenida en el polígono de todas las coordenadas geográficas que conforman la proyección de las 200 millas náuticas medidas desde las Islas e Islotes Oceánicos de San Ambrosio y San Félix, las que están ubicadas a 910 km en línea recta de la costa chilena frente al puerto de Caldera, en la III Región de Atacama. Nazca-Desventuradas se convierte así en el área protegida marina más grande del continente americano —tiene una extensión similar a Italia— triplicando las áreas oceánicas protegidas de Chile, que pasan de 150 mil a 460 mil kilómetros cuadrados.

 

Total
1
Compartido

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*