La pandemia de coronavirus está afectando negativamente a numerosos sectores de gran importancia para la economía del país, uno de ellos es el turismo. Los hoteles, restaurantes y aerolíneas están recibiendo numerosas cancelaciones como consecuencia del Covid-19 y el feriado largo de Semana Santa se empieza a dar por perdida en muchos destinos.

Pero desde hace unos días ha comenzado a recorrer internet diferentes campañas a nivel internacional que instan a los turistas a no renunciar a aquel viaje que tanta ilusión les hacía y mejor dejarlo para más adelante. Frases como “No canceles, posponlo”, otras como «Volveremos a estar juntos», y los hastag #nocanceles se apoderan de los sitios web y redes sociales de agencias de viajes, hoteles y oficinas gubernamentales de turismo.

LA IMPORTANCIA DE POSPONER LOS PLANES
Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), los viajes y el turismo representaron en 2018 alrededor de 319 millones de empleos en todo el mundo, un 10% del empleo mundial. En Chile, según el INE, el turismo supone el 3,3% del PIB directo, generando un total de 350 mil empleos directos en el país. Sin embargo, estas cifras caerán drásticamente durante 2020. La industria nacional vaticina una baja superior al 50% de ingresos de turistas extranjeros, es decir que de los 4 millones 500 mil turistas que ingresaron a Chile en 2019, se estima que los ingresos este año no superarán los 2 millones. Esta baja implicarían una pérdida de 1.300 millones de dólares y tendrá un fuerte impacto en el empleo, proyectándose una caída de 40 mil fuentes de trabajo, una cifra similar a la experimentada como consecuencia del estallido social y la menor llegada de turistas argentinos.

Por eso la importancia de llamar a los turistas que hagan un esfuerzo y no cancelen sus reservas y solo las pospongan para unas semanas o meses. «Hoy es tiempo de quedarnos en casa, porque sólo eso nos permitirá volver a disfrutar mañana de la magia de viajar y, con ello, ver crecer nuevamente a una industria que ya otras veces se ha tenido que poner de pie», dice la Subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, señalando además que la pandemia «golpeará fuertemente a la industria turística nacional, compuesta en más de un 80% por pequeñas y medianas empresas».

En Chile, como el mundo, el llamado entonces es que todos apoyen esta especie de cadena solidaria para poder salvar al sector de la amenaza que supone el coronavirus.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*