Patrimonios de la Humanidad de Chile, cuando el valor traspasa las fronteras

En días en que homenajeamos al patrimonio cultural de nuestro país, queremos mostrarte los lugares que han sido reconocidos por su valor universal, que constituyen una riqueza no solo para los chilenos, sino que para “todos los seres humanos”. Este es el listado de los Patrimonios de la Humanidad de Chile.


 

1.- SISTEMA VIAL ANDINO – QHAPAQ ÑAN

El Qhapaq Ñan, que en quechua también significa ‘Gran Camino Inca’, está constituido por un complejo sistema vial (caminos preincaicos e incaicos) que durante el siglo XV los incas construyeron como parte de un gran proyecto político, militar, ideológico y administrativo, que se conoció como Tawantinsuyu. Nombrado Patrimonio Mundial en 2014, era considerado la columna vertebral del poder político y económico del Estado Inca. La red de caminos tiene más de 30.000 km de largo, conectaba varios centros de producción administrativos y ceremoniales, se construyó a lo largo de 2000 años y va desde el centro oeste de Argentina y Chile hasta el sur occidente de Colombia. De hecho, es la primera vez en 40 años que en la Convención de Patrimonio Mundial se unen seis países para postular un sitio cultural.


2.- SEWELL

Ubicada a 60 km al oriente de Rancagua, esta ciudad minera está emplazada en plena Cordillera de los Andes, en el Cerro Negro, a una altura de 2.200 msnm. Los orígenes de Sewell se remontan a 1905, cuando el Gobierno de Chile autoriza al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre subterránea de cobre más grande del mundo, ‘El Teniente’. En una notable epopeya empresarial, Braden construyó caminos, una planta concentradora, campamentos y un tren que unía este lugar con Rancagua. La ‘Ciudad de las escaleras’, como también se le conoce, es hoy un colorido y pintoresco pueblo entre las montañas. Fue nombrado Patrimonio Mundial en 2006.


3.- PARQUE NACIONAL RAPA NUI

En los años 300 D.C. una comunidad polinésica creó estructuras magníficas e imponentes conocidos como los Moai, ubicadas en la isla más remota del planeta: la Isla de Pascua. Allí se concentra el legado de la cultura Rapa Nui, que se expresa en estas singulares esculturas y también en una escritura que hasta hoy no ha sido descifrada. El Comité del Patrimonio Mundial incluyó este parque en la lista por su tradición artística y arquitectónica de gran poder e influencia, considerando que fue desarrollada por una sociedad completamente aislada de influencias externas por más de un milenio. Desarrolló su compleja cultura, única en la Polinesia, de manera autónoma. Después de su poblamiento original —antes del S. IX D.C. y hasta comienzos del S. XVIII—, la isla no recibió nuevos flujos de inmigrantes. Fue incluida en la lista de Patrimonios Mundiales en 1995, el primer territorio chileno en acceder a este nombramiento.

 


4.- BARRIO HISTÓRICO DE VALPARAÍSO

Ingresó a la lista de Patrimonio Mundial en 2003. El área histórica de la ciudad-puerto de Valparaíso representa un ejemplo de patrimonio industrial, vinculado al comercio internacional marítimo de fines del S. XIX y principios del XX. La ciudad fue el primer y mayor puerto mercante de la costa del Pacífico sur, que conectaba con el Atlántico a través del Estrecho de Magallanes. Los límites del sitio comprenden el sector más representativo de una ciudad cuya totalidad tiene valor patrimonial, y está compuesto por cinco sectores que se entrelazan: Iglesia La Matriz y Plazuela Santo Domingo; Plaza Echaurren y Calle Serrano; el Muelle Prat y las Plazas Sotomayor y Justicia; la calle Prat y la Plazuela; y los cerros Alegre y Concepción.

 


5.- HUMBERSTONE Y SANTA LAURA

Distantes entre sí por 1.5 km, estas oficinas comparten una historia similar, ligada a la explotación del llamado ‘oro blanco’, desde el último cuarto del S. XIX. En este lugar cargado de historia en la Pampa del Tamarugal, vivieron miles de trabajadores del salitre, desde 1880, donde forjaron una identidad propia. Los criterios para incluir a estas salitreras en la lista son múltiples. Uno de ellos se vincula con el modo en que el desarrollo de la industria salitrera refleja el conocimiento, habilidades, tecnología e inversión financiera de una comunidad diversa de inmigrantes, provenientes de Sudamérica y Europa, que hicieron de esta industria un complejo espacio de intercambio cultural. Fue incluida en la lista en 2005.

 


6.- IGLESIAS DE CHILOÉ

Son 16 las iglesias de Chiloé declaradas como Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Habitado hace siglos por huilliches y chonos, el territorio chilote fue colonizado tempranamente por españoles a mediados del S. XVI. En esa época llegaron los primeros religiosos con el fin de evangelizar a la población indígena. Fueron los jesuitas, llegados en 1608, quienes organizaron el sistema de evangelización que tuvo un sello característico, dadas las particularidades del territorio chilote: su excepcional aislamiento, la dispersión de la población indígena, la comunicación natural por el mar y su gran riqueza maderera. De hecho, uno de los criterios para que las iglesias entraran a la lista se relaciona con el carácter excepcional en cuanto a la exitosa fusión entre las tradiciones culturales europeas e indígenas, que produjeron una forma única de arquitectura en madera.

 

Total
1
Compartido

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*