Agendada estratégicamente para hacerla coincidir con el Rally Dakar 2019, la feria gastronómica “Perú, mucho gusto” espera recibir a más de 7 mil chilenos, este 11 al 13 de enero, para un recorrido de sabores peruanos en el puerto de Ilo, a solo una hora y media de la frontera con Chile.

 

Es la segunda feria gastronómica más importante de Perú, luego de Mistura, que se celebra todos los años en Lima. “Perú, mucho gusto”, en tanto, es una feria itinerante y que en esta, su 18va versión, se celebrará por primera vez en el puerto de Ilo, en el departamento de Moquegua, a solo una hora y media de la frontera con Chile.

Se llevará a cabo los días 11, 12 y 13 de enero, en Ilo, lugar que le llaman “Puerto de Encanto”, ya que posee hermosas playas de arena fina y tranquilas aguas. Es también lugar de valles y cerros, ideales para la desconexión. Se espera a más de 7 mil chilenos, en un evento que promete hacer un recorrido por las 25 regiones de Perú para llevarlos al plato. Además, la organización lo hizo coincidir con el paso del Rally Dakar por la zona, para agregarle otro componente que atrae a muchos turistas.

 

 

La iniciativa busca potenciar el turismo fronterizo: desde 2014 que la feria se desarrolla en ciudades limítrofes, como el caso de Tumbes para el mercado ecuatoriano y Tacna para atraer a turistas de Arica, Iquique, Antofagasta y Santiago. “De hecho, Santiago es el segundo mercado emisor de turistas que ingresan por frontera al Perú. Queremos que santiaguinos y chilenos en general se motiven a cruzar la frontera y disfruten no solo de gastronomía, sino también del turismo de compras, de la ruta del pisco, de la campiña y también de las playas de Ilo”, dice Evelyn Grados, subdirectora de Turismo Interno de Promperú, la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo.

El destino Ilo

Ilo es una ciudad a orillas del Océano Pacífico, en la región de Moquegua. “Es un puerto muy acogedor, muy cálido, con playas muy bonitas, además de combinar valles y campiñas”, dice Grados.

 

 

Durante siglos se dedicó a la producción de aceitunas, pero luego tuvo un auge económico gracias a la industria pesquera. Aquí se asentó la cultura Chinchorro y la cultura Chiribaya. Hoy destaca por sus paisajes naturales, en medio de valles. Se puede conocer la glorieta José Gálvez, un mirador levantado sobre un peñasco que se considera un símbolo que caracteriza a Ilo. También el templo San Gerónimo, con más de 120 años de vida, o el Embarcadero Nacional, centro de venta de pescado, en un atractivo y bullicioso ambiente. Tiene además ciudades aledañas de gran interés, como Puno, Arequipa o Cusco. El cerro Baúl, llamado así por su forma de baúl, se habilita para trekkings y es foco para los amantes de la fotografía.

Se le conoce además por ser la ciudad de los postres. “No se pueden ir sin probar el macerado de damasco, los dulces o los alfajores de Ilo”, recomienda Grados. La ciudad entrega frutos muy aromáticos y sabrosos, lo que le da la opción de preparar distintos postres.

El ingreso a la feria es gratuito, los platos oscilan entre los $1.000 y $3.000 pesos, habrás zona de niños, música en vivo, zonas de pisco y todo lo que tiene que ofrecer Perú en un solo lugar.

 

Total
17
Compartido

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*