Playas e invierno parecieran ser una contradicción. Pero gracias a nuestra diversa geografía y extensa costa, podemos encontrar playas, caletas y puertos ideales para conocerlas en invierno. Desde Arica a Punta Arenas, a continuación te dejamos algunas buenas opciones para que la consideres en estas vacaciones de invierno.

 

1. Playa la Virgen (Costa de la Región de Atacama)

No podía no estar. A esta altura ya es un clásico. Conocida por sus aguas turquesas, increíbles paisajes y arenas blancas, Playa La Virgen es una de las más atractivas del país en verano y es una buena opción para invierno, sobre todo para los amantes del ecoturismo y los que no se quejan si falta alguna comodidad. El agua a temperatura natural no es tan helada y el clima muchas veces ofrece días soleados. Existe una buena gastronomía costera; muchos restaurantes están abiertos y ofrecen en su mayoría platos con productos locales con vista al mar de invierno. Si el clima lo permite, se pueden hacer navegaciones o bien recorridos a pie entre casas y construcciones hechas en madera, piedra, barro y totora. Existen zonas de camping que ofrecen quinchos y hay un regular servicio de alojamiento, cabañas y hosterías.

 


2. Playa de Cavancha, Región de Tarapacá

 

Emplazada en el centro de Iquique, presenta condiciones óptimas para la práctica de actividades recreativas y deportivas, como el surf y la natación. Está cubierta de arena blanca y es el principal balneario turístico de la ciudad. Se recomienda visitarla durante todo el año, para disfrutar de su suave oleaje y aguas cálidas. Su paseo peatonal se llena de productos comestibles y artesanías típicas de la zona, además de áreas verdes y ciclovías. En invierno el flujo de gente baja, lo que sumado a sus constantes buenas temperaturas, hacen de Cavancha una excelente opción para estas vacaciones de invierno.

 

3. Playa Las Machas, Región de Arica y Parinacota

 

Es una de las mejores playas de Arica para los amantes del surf. Como casi todas las playas que se encuentran en la zona norte, sus temperaturas se mantienen en un nivel agradable para visitarlas durante todo el año. En invierno, las temperaturas llegan a los 15 grados promedio y sin lluvias. Su fuerte oleaje la convierte en un lugar ideal para surfear grandes olas, así como practicar la pesca. Al norte de la playa existe la posibilidad de acampar frente al mar. La playa le debe su nombre a que antiguamente existía una gran cantidad de machas en el lugar.

 

4. Isla Negra, Región de Valparaíso

 

Localizada al sur de El Quisco, es un lugar ideal para descansar, disfrutar de una rica gastronomía y realizar actividades culturales, como un paseo por la excéntrica casa de Pablo Neruda. Ondulantes calles de tierra son bordeadas por pinos marinos, con construcciones de vivienda de look hippie, de los años 60’. También hay una feria artesanal de estilo rústico sofisticado, que reúne a las mejores creaciones de artistas locales, muchos de los cuales se inspiran en la omnipresencia de Pablo Neruda.

 

5. Los Molles y Pichidangui, Región de Valparaíso

 

En los meses de invierno, el efecto del mar logra que la temperatura en esta zona sea 2 o 3 grados más elevada que en Santiago, y se puede disfrutar de hasta 300 días de sol, un verdadero privilegio. Estas dos playas son consideradas un paraíso para el buceo, sin importar la estación del año. Se hacen sumersiones hasta el Falucho, un barco que se hundió en 1969 y que todavía conserva su esqueleto. Al estar a solo 15 metros de profundidad, se convierte en un imperdible paseo para principiantes. En Los Molles existen más de 90 puntos distintos para bucear. La empresa Scuba Adventure tiene una promoción de invierno, donde por $35.000 por persona puedes realizar un buceo asistido.

 


6. Puerto Guadal, Lago General Carrera

Si quieres descubrir nuevos sitios en el sur del país, te recomendamos visitar Puerto Guadal, especial para ir en familia o en pareja. Situado en la orilla del lago General Carrera, es una de las atracciones más particulares de Coyhaique. También conocido por su nombre indígena: Lago Chelenko, este poblado tiene un microclima excepcional que incluso en estas fechas puede ofrecer días soleados. Destaca, por supuesto, por su cercanía a la Patagonia Chilena, y su belleza natural, tal vez uno de los más impresionantes de la Carretera Austral. Recomendamos visitar el mirador de Guadal, empresa de cabañas para dos personas, dormitorios, living cocina, baño, terrazas con mirada al lago y acceso directo a las playas.

 


7. Caleta Tumbes, Región del Biobío

Una de las caletas pesqueras más tradicionales de la Región del Biobío, está ubicada a solo 20 minutos del centro de Talcahuano. Sus pintorescas casas y cientos de embarcaciones artesanales que descansan en el mar hacen de ella un lugar único que sorprende a sus visitantes con recetas de la cocina nacional, tal y como lo son el caldillo de congrio, pailas marinas y el pescado frito. Los propios pescadores han aprovechado para entregar una oferta gastronómica ligada a recursos marinos muy potente y diversa. De esta forma ha ganado fama y prestigio con restoranes que rescatan las más tradicionales recetas de la cocina nacional.

 

 


8. Estrecho de Magallanes, Punta Arenas

Y si buscas una alternativa más extrema y loca, te recomendamos el tradicional chapuzón del Estrecho de Magallanes, que se realiza todos los años en el mes de julio. Miles de personas se someten a esta prueba de bañarse en las gélidas aguas del Estrecho de Magallanes, desafiando las bajísimas temperaturas, que pueden llegar hasta los -4 grados. Este rito conmemora las prácticas ancestrales de los pueblos Yagán y Kawésqar, quienes practicaban el buceo como su manera de extraer sus alimentos.


 

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*