006-CORCOVADO-6webB

Columna de Douglas Tompkins, empresario ecologista y presidente de The Conservation Land Trust.

Los esfuerzos de conservación de Tompkins se centraron en la preservación de la biodiversidad y paisajes silvestres.

La crisis socio-ambiental que se manifiesta de forma evidente en todo el mundo, en especial a través de cambios climáticos abruptos y la extinción de especies, es el grito angustioso de la madre tierra para recuperar el equilibrio ecológico perdido y un llamado a revertir nuestro modo de habitar el planeta. Como humanidad, debemos reconocer y asumir la existencia de límites físicos inevitables y tener en cuenta la capacidad de carga de nuestros ecosistemas, junto con volver a reconocernos como miembros de la comunidad de la vida, que compartimos en conjunto con las demás especies.

Al mismo tiempo la protección de la naturaleza, con su diversidad de ecosistemas, bellos y espectaculares paisajes,  y numerosas especies de plantas y animales endémicos, representan un gran atractivo turístico y una oportunidad única para el desarrollo económico vinculado a las actividades recreativas. El turismo de naturaleza se levanta así como la principal carta de desarrollo del sur-austral de Chile, siendo la Región de Los Lagos, con su oferta de volcanes y lagos, la puerta de entrada obvia a la Patagonia chilena.


«El turismo basado en la conservación de la naturaleza y sus bellezas escénicas, conforman una alianza virtuosa, una pareja perfecta que, correctamente gestionadas, combinan exitosamente la protección ambiental de los territorios con el desarrollo económico de las comunidades».


Efectivamente aquí nace la Carretera Austral, una espectacular ruta de belleza escénica de 1 240 km hasta el sur de Aysén, que si sumamos las tramos marítimos y terrestres hacia Magallanes,  podríamos hablar de una verdadera Ruta de los Parques de 2 500 km,  hasta el mismo Cabo de Hornos.

Puedo afirmar que los parques nacionales de Chile se encuentran entre los 5 mejores sistemas del mundo, logrando combinar la protección de la naturaleza con la puesta en valor de estos atributos. Todos los años millones de turistas, nacionales y extranjeros, visitan nuestros parques nacionales atraídos por su naturaleza. La buena conservación es la mejor invitación a conocer y aventurarse en estos territorios y una garantía a largo plazo.

Estudios en todo el mundo señalan que los parques nacionales son la mejor inversión, con altísimas tasas de retorno, y beneficio directo y mayoritario para las comunidades aledañas. Por lo anterior, el turismo basado en la conservación de la naturaleza y sus bellezas escénicas, conforman una alianza virtuosa, una “pareja perfecta” que, correctamente gestionadas, combinan exitosamente la protección ambiental de los territorios con el desarrollo económico de las comunidades.


Tourism and Conservation, the perfect match 

The socio-environmental crisis gripping the world, manifest especially in abrupt climate change and species extinction, is the anguished cry of Mother Earth to recover a lost ecological balance and a call to substantially reorient our way of inhabiting the planet. Humanity must recognize the existence of physical limits and the carrying capacity of ecosystems, while acknowledging that we are plain members of the community of life and must share the planet with other species. Thus, conserving nature is an ethical responsibility.

At the same time, protecting nature with its diversity of ecosystems, beautiful landscapes, and numerous endemic species of plants and animals offers tremendous opportunity for economic development related to recreation. Nature and adventure tourism presents the main development oportunity for southern Chile. Los Lagos Region, with its spectacular volcanoes and lakes, is the obvious entry to Chilean Patagonia. Here begins the Carretera Austral, an exceptionally scenic route that extends for 1 240 km to the south of Aysen Region. Adding the ocean crossings and onland sections all the way to Tierra del Fuego, we can envision a true  Route of Parks unique on Earth a scenic highway of 2 500 km passing by some 20 national parks and protected areas all the way to Cape Horn.

Chile’s internationally recognized National Park System has proven to be an effective conservation tool, has a long tradition, and I believe is among the top five in the world. Every year millions of tourists, domestic and foreign, visit our national parks attracted by their natural beauty, wildlife, and recreational attributes. Good conservation is the best invitation to know and venture into these territories and guarantee their long-term health. Worldwide, studies consistently show that national parks are the best investment, with high rates of return, and direct and major benefit for the surrounding communities.

Nature conservation and tourism driven by scenic beauty make up a virtuous alliance, a «perfect match,» which, properly managed, successfully combines environmental protection of the landscape with economic development of local communities.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*