38119084251_706d87cebb_k

Viñas de los Valles del Maule, del Itata y Biobío, productoras de algunas de las variedades llamadas patrimoniales, son parte de la promoción de ProChile en Europa.


Escondidas en viejos viñedos del Maule, Ñuble y Biobío, en la zona sur de Chile, cepas tintas y blancas como Cinsault, Carignan, País, Moscatel y Semillón, entre otras, han tenido un despegue valorado por críticos y consumidores, y este año son parte del plan sectorial de ProChile para la promoción del vino en el mundo.

En Julio, 10 viñas productoras de las cepas llamadas Patrimoniales estuvieron en Bogotá Colombia, en una misión que incluyó visitas en el mercado, degustaciones y reuniones con importadores. Ahora otras 11 viñas saldrán a una misión en Europa, donde recorrerán Holanda, Bélgica y Francia.

Para relevar este Plan y las actividades asociadas, ProChile realizó un encuentro entre productores, sommeliers, prensa y autoridades, encabezado por el director de ProChile, Alejandro Buvinic; el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, y la directora de Odepa, Claudia Carbonel, donde los asistentes pudieron conocer estas “antiguas nuevas” cepas, degustarlas y ver un poco más de su historia, parte fundamental de las tradiciones de nuestro país.

“Algunos hablan de nuevas cepas, pero la verdad es que son parte de la historia de Chile y fundamentales en nuestro patrimonio vitivinícola. Hay algunas parras que con facilidad traspasan los 100 años y su proceso de producción se ha ido heredando de generación en generación. Esta vez ProChile ha querido trabajar con ellos para darle un nuevo impulso a los vinos chilenos y a nuestros envíos. Hoy nuestro país es cuarto exportador mundial de vinos y queremos complementar la oferta ya conocida con productos y variedades que forman parte de nuestra identidad”, señaló el director de ProChile, Alejandro Buvinic.

La misión en Europa se llevará a cabo entre los días 20 y 24 de noviembre con actividades en Ámsterdam, Gante, Brujas y París, y el grupo estará acompañado por el Sommelier chileno, Héctor Riquelme, quien pondrá en contexto cada una de las presentaciones de la ruta.

 

 

¿Qué son los vinos patrimoniales?

De acuerdo a  la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), el patrimonio agrario son todos aquellos productos y/o procesos que tienen una significación social y simbólica y que además son parte de la historia y el desarrollo particular de una comunidad asociada a un territorio específico.

Se incluyen en esta definición las uvas o procesos de vinificación que cumplan con esas características, pero más que “uvas patrimoniales” lo trascendental radica en las tradiciones y el rescate de su historia, que considera varias generaciones antecesoras.

En Chile estas cepas corresponden al Semillón, Carignan, Cinsault, País, Moscatel de Alejandría y Malbec, provenientes de los Valles Secano Interior del Maule, en la Región del Maule y de Itata en las regiones de Ñuble y Biobío.

 

En la actividad estuvieron presentes la mayoría de los productores de vino que participan en el Plan Sectorial de ProChile.
Total
8
Compartido

Inscríbete a nuestro newsletter

Recibe semanalmente nuestra última edición + beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*